Por fin se va de los Yankees

Yankees erradican severo caso de Bronxtitis

Ayer se dio una de las mejores noticias entorno al universo de los del Bronx, la noticia la dieron varios periodistas por la vía del tweeter -si usted no me sigue aún, hágalo @hectoraguilar33- SONY GRAY ES CAMBIADO!

Si señoras y señores, así como lo lee, el Pepinillo por fin se va de los Yankees, por fin hemos erradicado el severo caso de “Bronxtitis”¹ del equipo y con él unos 6.5 millones de dólares por temporada que nos dan un respiro en cuanto a la flexibilidad de la nómina para la mitad de la temporada. ¿Cómo es eso? se preguntará usted. Bueno pues hay que recordar que antes del 31 de julio los equipos pueden cambiar jugadores entre ellos. Comúnmente se da entre un equipo con aspiraciones a llegar lejos y otro que quiere deshacerse de un contrato que será agente libre muy pronto. Aquí es donde los del Bronx pudieran hacerse de los servicios de un AS, y esos 6.5 mdd pudieran ser la diferencia entre pasarse de la última etapa del impuesto de lujo o no, algo que al parecer los Yankees quieren evitar a toda costa.

Pero eso no es todo lo positivo, también se adquirieron extras en el cambio. Los valientes fueron los Rojos de Cincinnati, y por el Pepinillo los Yankees están adquiriendo al prospecto número 7 de su organización Shed Long -NO, no se emocionen, no es el dragón de las 7 esferas, ese es Shenlong-, otro prospecto más pedorrillo² y una elección en el draft.

shenlong.jpg

Bueno, pues la noticia es esa. ¿Son los Yankees los ganones con la salida del Pepinillo? No del todo, porque tampoco hay que despreciar las habilidades de este y sus numeritos fuera de casa. El tipo lanzaba “bien” en todos lados menos en Yankee Stadium y creo que los Rojos están haciendo un muy buen negocio, de esas situaciones ganar-ganar. Buen cambio para ambos, y no seré hipócrita y diré: “La mejor de las suertes Sonny”, ni madre, ojalá que te macaneen allá a donde vayas, ojalá que tu desempeño en Cincinnati sea peor que en el Bronx, ojalá pase algo que te borre de pronto, una luz cegadora o un disparo de nieve, lo que sea porque esa risita pendeja que te aventaste cuando no pudiste sacar ni dos entradas en Yankee Stadium no se olvidan. Así que qué bueno que ya te fuiste ALV³

 

(¹)Bronxtitis: enfermedad que se da en Yankee Stadium, caracterizada por una dilatación anal y un severo encogimiento de las gónadas masculinas.
(²)Pedorrillo: dícese del sujeto u objeto de calidad inferior respecto a otro.
(³)ALV: siglas de un lugar a donde se manda a la gente que te cae gordita.
Anuncios

Los New York Yankees y la solución inesperada

En algunas ocaciones la respuesta a los problemas está en el lugar más inesperado.

Mis queridos seguidores de los Yankees ¿cuánto tiempo le hemos estado echando tierra al Pepinillo?¿Cuánto tiempo llevamos diciendo que no tiene lugar en el equipo?¿Cuánto tiempo hemos pedido a los dioses que lo saquen, lo bajen a AAA o lo DFA –NY Yankees, DFA a este pepinillo por favor!? Hace unos días el GM Brian Cashman nos dió la noticia en el programa de radio de Michael Kay, el Pepinillo salía de la rotación para unirse al bullpen. No era lo que muchos esperábamos pero lo tomamos como una “buena” noticia. Al menos ya no iniciará partidos, pensé yo, pero a la vez me quedó un amargo sabor de boca al pensar que, en una situación de frenar una ofensiva o perder, nuestro Pepinillo sería quien determinará ese destino. Y así fue.

yankees-new-arms

Ayer nos enfrentamos a unos aguerridos Medias Blancas que a pesar de estar 30 juegos abajo de los .500 jugaron como si estuvieran en post temporada. Juego empatado en la novena gracias a vuelacercas de Abreu con uno en base, que vino a neutralizar el macanazo de Giancarlo Stanton en el 8vo para darle la ventaja de 3-1 a los Yankees. El juego continuó y en la entrada 11 ¿quién cree que entra al relevo con el partido 3-3? No señores y señoras, se equivocan, no entró a relevar el Pepinillo, corriendo del bullpen a la lomita quien lo hizo fue el desaparecido Sonny Gray.

-Ah cabrón, ¿qué no es el mismo wey?-

-Sí y no, el Pepinillo es ese pitcher inseguro, desmotivado y miedoso que se sube a la lomita más de vez que de en cuando y Sonny Gray es el pitcher que trajimos de Oakland, ese en el que muchos hemos visto destellos de grandeza y que esperamos que se quede y exorcice para siempre a su álter ego el Pepinillo. Algo así como Dr Pickle and Mr. Gray

 

Este soy yo al ver como recorría el tramo entre el bullpen y la lomita el número 55 de los Yankees, sin saber si tendríamos a Dr. Pickle o a Mr. Gray.

 

Sonny entró decidido, con una determinación que no le había visto en ninguno de los partidos que había iniciado, se subió a la lomita con el “Eye of the Tiger” que tanto le pedía Apollo Creed a Rocky para que madreara¹ a Mr. T. Algo en mi interior me llamaba a la calma pese a que mi cerebro mandaba la orden de preocupación.

Mr. Gray salió con un temple digno del gran Mariano Rivera, sereno como el agua del mar, atacando a los bateadores como león a su presa, adueñándose de la cuenta como novio quedando bien y no huyendo demasiado sus pitcheos como suele hacerlo Dr. Pickle -ya me gustó el apodo, recuerde que lo leyó primero aquí-, y Mr. Gray nos regaló 3 entradas completas manteniendo a los Medias Blancas a raya recibiendo un solo hit y recetando 4 chocolates para agenciarse su primera victoria como relevista. Good for you Mr Gray!

 

Yo se que me estoy adelantando mucho y que su salida fue ante los Medias Blancas, pero eso no deja de emocionarme. ¿Será que los Yankees se han encontrado con una solución inesperada recuperando al Sonny Gray por el que tantas esperanzas se tenían? Tal vez hayan dado con la formula y esta sea la solución, tal vez no, lo cierto es que de nuevo las situaciones “no planeadas” han surgido en el equipo.

Dr. Pickle dejó su lugar en la rotación para dárselo a Lance Lynn, quien en su debut con los Yankees lo relevó después de una salida atroz. Está fue la gota que derramó el vaso y que generó la situación de que el Pepinillo fuera sacado de la rotación abridora. De hecho Lynn había llegado a los Yankees para realizar esa función, una especie de relevo largo en situaciones donde el abridor no da salidas de calidad -situación muy común en los Yankees-. No nos imaginaríamos que los papeles se revertirían y el llegado de los Mellizos de Minnesota le quitara su lugar al ex Atlético de Oakland. Pero así es esto y el béisbol, como la vida, está lleno de situaciones inesperadas, como cuando vas a la cocina por un vaso de agua y terminas chingándote 4 tamales y una coca, eso sí coca light pa´no engordar.

 

Si por alguna razón no me di a entender bien con la situación de Dr. Pickle y Mr Gray, esta es una referencia al personaje ficticio de Dr. Jekyll and Mr. Hyde

(¹)madrear=pegarle una putiza a alguien=golpear a otra persona.

 

Por fin los Yankees se cansan del Pepinillo

Otra salida de las que acostumbra Sonny Gray y los Yankees dicen: ¡Hasta aquí!

Ayer los Yankees de Nueva York se enfrentaron a unos Orioles, sotaneros y desmembrados casi por completo, y aun así, se las ingeniaron para perder. El pitcher encargado de acercar a los Yankees en la carrera por el banderín divisional contra los Medias Rotas fue nada más y nada menos que nuestro queridísimo amigo el “Pepinillo”.

Sonny llegaba al juego contra los Orioles habiendo tirado 2 juegazos. Había quienes ya lo veían como “recuperado”, otros como la “salvación”, había también quienes se preguntaban, en dónde estaban quienes criticábamos tanto al “Pepinillo”, pero también habíamos algunos que todavía no nos terminaba de convencer. Habíamos quienes esperábamos al menos otras 2 salidas de calidad de Gray para poder recuperar un poco de la confianza y la fe que habíamos depositado en él al inicio de la temporada. Ayer nos dimos cuenta que no andábamos tan errados. El Pepinillo tuvo una salida de las que nos tiene acostumbrados en el Yankee Stadium, una salida tan desastrosa cómo solo él sabe hacerlas…….y contra los Orioles versión AAA. Hágame usted el refabron cavor!

Después de no haber completado ni 3 entradas y haber recibido más palos que Jenna Jameson en su carrera -aaaaah picarón…- el Pepinillo sale del juego y tiene la desfachatez de salirse riendo. ¿NETA PEPINILLO? Se que tal vez haya sido una reacción nerviosa, una manera de no saber como reaccionar ante los abucheos de cuarenta mil aficionados en Yankee Stadium, pero ¡NO MAMES, si a uno lo macanean tan feo la menor de las reacciones sería gritarle al guante más groserías que un tabasqueño saludando a un amigo**, llegar al dogout y destrozar algo, lo que sea, no irse riendo burlonamente de la situación. ¡NO LA CHINGUES!

Quien entró al quite fue la reciente adquisición del GM Brian Cashman, Lance Lynn. El derecho proveniente de los Mellizos de Minnesota dejó un excelente sabor de boca, lanzando 4.1 entradas con solo 5 hits y sin recibir carrera. Y por fin el manager Aaron Boone perdió la paciencia como muchos de nosotros. Por fin el Pepinillo fue sacado de la rotación abridora y puesto en el bullpen. Ah, pero no se fue sin hacer daño el cabrón.

lynn.jpg
En el podcast “La Semana con los Bombarderos” discutimos el gran acierto de Cashman al adquirir al lanzador derecho Lance Lynn

A raíz de que el Pepinillo no pudo tirarle 5-6 entradas “decentes” a los Orioles de AAA, Lance Lynn, como decíamos, tuvo que salir al quite. ¿Y eso qué? bueno pues teniendo en cuenta que la otra adquisición en el mercado de cambios, JA Haap, sufrió una enfermedad en la boca, manos y pies, se duda que pueda abrir el partido del viernes ante los Medias Rotas y al parecer su lugar lo ocupará el mexicano Luis Cessa. No es que Luis lo haya estado haciendo mal, ciertamente ha tenido buenas salidas en sus últimas apariciones en la gran carpa, pero tenemos que ser realistas, Luis se enfrentaría a domicilio al mejor equipo de las mayores y creo que la presión tanto como el talento de los bateadores de Boston, le puedan jugar una mala partida. A lo que voy con la culpa del Pepinillo es que, de haber aguantado unas entraditas más, Lynn no hubiera tenido la necesidad de entrar al relevo, lo que lo hubiera situado en perfectas condiciones para abrir el juego del viernes.

sonnygray.jpg

Pero bueno, el Pepinillo está en el bullpen ahora y Lance Lynn ocupará su lugar en la rotación. Solo falta esperar que Happ esté totalmente recuperado para el viernes o que Cessa salga con la agradable sorpresa y lance un juegazo ante los de Boston. Solo queda esperar a que Sonny Gray logre encontrar sus pitcheos como relevista, encontrando tal vez una nueva vocación y mejor aun, que logre ayudar al equipo a ganar, porque, Sonny, créeme que la razón de mayor peso por la cual estamos a 5.5 juegos de los RedSucks eres tu.

 

**Quiero aclarar que no tengo nada contra los queridos amigos de Tabasco, personalmente tengo amigos en la bella ciudad de Villahermosa y son de esas personas con las que haces una amistad de por vida. Pero su manera de “maldecir” es tan graciosa y divertida que uno no puede ofenderse ante las ocurrencias. Al menos así fue mi experiencia con esas excelentes personas que conocí gracias al bello deporte del softbol. Un saludo a todos mi amigos, ustedes saben quienes son ¿o no, Menoti, Blas y Visca? 

Aquí puede escuchar el podcast de la página “Con las bases llenas” ==>https://conlasbasesllenas.com/la-semana-de-los-bombarderos-episodio-18/

 

 

NY Yankees, DFA a este pepinillo por favor!

Qué deben hacer los Yankees con el Pepinillo?

Mucho he hablado sobre Sonny Gray, empecé creyendo que sería candidato a Cy Young, luego pase de ahí a meterlo al baúl de los apestados -junto con Jacoby Ellsbury-, luego a renovar mi fe en él solo para que 2 aperturas después quiera gritarle a los Yankees el mítico grito de mi tía Lupe: “SAQUEN ESA CACA CON UN PALO” -en realidad mi tía decía mierda pero se me hizo un poco duro-.

Al pepinillo se le han dado ya las oportunidades que debía recibir y una tras otra ha sabido, y muy bien hay que decirlo, desaprovecharlas. El tipo no tira bien ni en su casa. De hecho tiene arriba de 7 carreras limpias recibidas cada que le dan la bola en Yankee Stadium.

pepinillo
Pa que vea que lo de Pepinillo no es cosa mía

El partido de ayer estaba especial para ganarse el corazón y la confianza de la fanaticada del Bronx. Luego de bajarles la moral a los Medias Rotas a macanazo limpio y con gran picheo de CC Sabathia, la mesa estaba puesta para que el ex Atlético de Oakland saliera a dar todo lo que tiene para asegurar la serie y el primer lugar en el Este de la Americana. Pero no, no podía hacer eso el Pepinillo, en cambio le gustó más darles 6 carreras en 2 entradas. ¿ASÍ CÓMO PUES?

Si usted se está preguntando que quise decir con “DFA”, estas son las siglas de Designate For Assignment y esto significa que el jugador es sacado del roster de los 40 inmediatamente. Dentro de los 7 días seguidos a la designación, el jugador puede ser cambiado o puesto como “waivers”. Una vez puesto en waiver cualquier equipo puede reclamarlo y situarlo en su roster de 40 (si opta por ponerlo en ligas menores) o en el roster de los 25 (si jugará en el equipo grande).

Creo que es algo que los Yankees quieren hacer pero que se están esperando a ver que pescan en el periodo de traspasos. 

Si me preguntan a mí, yo lo bajaría a ligas menores y subiría a Justus Sheffield. Así podemos ver que tal resulta el pitcher zurdo y le pudiera servir al pepinillo como un periodo de ajuste. Si funciona tendríamos otro pitcher disponible, sea como abridor o como relevista, sino funciona entonces si hay que meter a ese pepinillo en vinagre y regresarlo de donde vino.

justus
2.82 ERA, 43K y 19 BB con Scranton en AAA

¿No cree usted que ya va siendo hora de darle la oportunidad a Sheffield?

 

 

Referencias de:

http://m.mlb.com/glossary/transactions/designate-for-assignment
https://www.baseball-reference.com/register/player.fcgi?id=sheffi000jus

Los NY Yankees y la situación del Pepinillo

Quiubo Yankees Fan? qué les dije? todo está volviendo a la normalidad, los Yankees están ganando, Stanton está bateando y Boone es manager del equipo más ganador de las mayores –empatado con los MediasRotas pero no le ponga atención a eso-. Pese a que la mayoría quería la cabeza de Boone y la de Stanton en un pica y lucirlas en la entrada al estadio, les dije hace casi un mes que no había razón para desesperarse por el “mal” inicio de nuestro equipo, ni por el mal inicio de Stanton, el río siempre vuelve a su cauce, se los dije…. ¿Ah no me cree? lea aquí==> A los fanáticos de los Yankees

Pero bueno, después de ese leve recordatorio, vamos al tema que nos atañe: Sonny “El Pepinillo” Gray. -no es broma, es su apodo, así le dicen al vato, no mames jajaja-

En su momento fui un arduo defensor de Gray, como lanzador, creo que tiene las pichadas necesarias para ganar juegos, y muchos, y más con este equipo tan ofensivo. El tipo llegó de Oakland el verano pasado a razón de las posibilidades de los Yankees de jugar una Serie Mundial. No llegaba como un superestrella, pero si como un tipo constante con una ERA de 3.43 y con 94K/30BB, nada mal para un equipo con poder ofensivo y no lo hizo nada mal en la post temporada tampoco. Pero este año Gray ha sido más que un dolor de cabeza para los Yankees, ha sido más que un serio problema, en realidad ha sido peor que un alhuate en el cul…., en el ojo.

Como se lo exponía antes, los números de Sonny, pese a no ser los de un estelar, si son suficientes para ganar varios juegos con los Yankees, es más, antes del inicio de la temporada lo tenía como serio contendiente al Cy Young. ¿Por qué? bueno por estas sencillas razones: El tipo tiene muy buenos picheos; una recta de 94-95 mph, buen cutter y una curva que la puede tirar de diversas formas (hasta 3). Su porcentaje de carreras limpias es de 3 y cacho, y siendo el 4to abridor significa que se enfrentará comúnmente a picheo “débil”, mismo que la ofensiva de los Yankees se supone les hará mas de 4-5 carreras. Estos factores me daban confianza que Sonny Gray podría ganar 20 partidos pero no contaba con un factor muy importante, si no el más, la mentalidad.

famous_yogiberra.jpg
La Leyenda Yogi Berra, quien nunca dijo la mayoría de las cosas que dijo

Gray empezó con la mamada de que no se sentía bien con Gary Sánchez cachándole, que quería a Romine como su receptor personal. NO MAMES! ¿Osea que los Yankees tienen que cambiar a un tipo que lleva 10 HR y 30 producidas por otro que tiene 0 HR y 7 producidas nomas porque el señorito no se siente bien con él tras el plato? Pero bueno, ok, lo entiendo, a final de cuentas Greg Maddux sentaba a Javi Lopez porque le gustaba más como le cachaba….cómo quiera que se llamara quien le cachaba. Pero era Maddux, y si Gray tuviera el rendimiento de Maddux no tuviera problema con que le cachara su perro si quisiera, pero no, el tipo está tirando basura a home. Los Yankees le hicieron caso, y tras 4 salidas con Romine ha tirado 1 juego bueno, uno decente y dos pal olvido, así que está claro que el problema no es el receptor, el problema es la mentalidad de Sonny ante los bateadores. El pasado sábado contra su ex-equipo, los Atléticos de Oakland, tenía en 0-2 a un bateador luego de que los Yankees acababan de empatarle el juego, ¿qué hace el vato? le manda una recta a la altura de la cintura por el puro medio…tukiti, baja por el toque Sonny, pa las tablas…con 0 y 2 -0 bolas 2 strikes pa los que no conocen bien el juego-. Como picher lo peor que puedes hacer es permitir que te peguen hit con 0 y 2, mucho menos jonron.

Y es que a Gray parece haberle afectado el cambio a Nueva York. No se si sea el clima, la exposición, la afición o la presión que ejerce el jugar con un equipo grande. Tal vez sea que los equipos no se “aplican” igual contra unos sotaneros Atleticos que contra los Yankees,  pero la realidad es que desde que llego al Bronx, Sonny no ha sido el mismo.

Lo peor del caso es que su bajo rendimiento puede costar más a los Yankees que victorias o uso innecesario del bullpen. Al ritmo que va el equipo es muy probable, tal vez inevitable,  que estemos en postemporada, y si Sonny Gray no ajusta lo que tiene que ajustar, para poder contender por un boleto a la Serie Mundial, los Yankees tendrán que hacerse de los servicios de otro abridor, y uno muy bueno. Y para esto no bastará con soltar lana¹, sino que habrá que meter en la oferta a uno o dos prospectos.

El mercado que se da durante la temporada se caracteriza más que nada por los cambios,  por la necesidad de los equipos que aspiran a ganar algo y por los que quieren reestructurar. En años anteriores y aprovechándose de la urgencia de algunos equipos, los Yankees adquirieron a Gleyber Torres, Domingo German, Justus Sheffield y a Clint Frazier entre otros, a cambio de Aroldis Chapman (quien ya está de vuelta) y Andrew Miller. Este año, y “gracias” a Sonny Gray, nos pudiéramos encontrar del otro lado de la moneda. Para que los del Bronx adquieran un muy buen abridor, les puede costar  y mucho, hablamos de Clint Frazier y/o Justus Sheffield más otros prospectos o inclusive uno de los jugadores que están haciendo ya un excelente papel en la gran carpa como Miguel Andujar o Domingo German.

usa_today_10822592.0.jpg
Gleyber Torres fue adquirido mediante cambio con los Cubs por Aroldis Chapman. Los Cubs aspiraban al campeonato -que lograron- y los Yankees necesitaban futuro. Hoy en día Gleyber es una joyita con los Yankees

Aquí es donde, para mi, reside el gran problema que está siendo Sonny Gray. Con Montgomery lesionado y con un Domingo German de quien no sabemos bien que esperar, la urgencia de un abridor al menos decente, nos hará perder uno o dos de los valiosos activos del futuro de los Yankees. Es por esto que, a partir de hoy, pongo a Sonny Gray en el baúl de los apestados, donde le hará compañía a Jacoby Ellsbury.

maxresdefault.jpg
Realmente espero que recupere su nivel. Creo que los fanáticos de los Yankees no pedimos nada extraordinario del Pepinillo, simplemente que vuelva a ser el  Pepinillo de antes…. y que se cambie de apodo tal vez.

 

(¹)lana=cacao=billetes=dinero

 

P.D. Sé que estoy contradiciendo mi opinión anterior sobre el llamado a la calma, sobre a esperar con paciencia y sobre lo de “el río siempre vuelve a su cause”, pero las señales dadas por Gray no inspiran confianza, cuando el problema es algo mental, poco se puede esperar del rendimiento de un jugador. Recordemos a Chuck Knoblauch, que era un excelentísimo bateador pero que no podía atinarle al primera base desde su posición en la intermedia, la solución: lo pusieron de bateador designado.

P.D.2. Apenas la semana pasada cumplí 1 año haciendo esto, esto que vino a poner una solución a los monólogos que tenía que escuchar mi esposa y a los corajes que le terminaba gritando a la televisión. Hoy quiero agradecer a las otras 4 personas que me leen y quienes comparten el hastío de mi mujer sobre las opiniones de este su servidor. Un año de una actividad a la que le he encontrado un saborsito único. Esto de escribir relaja y desestresa, así que a usted que está leyendo esto ¡GRACIAS!