Los New York Yankees y la solución inesperada

En algunas ocaciones la respuesta a los problemas está en el lugar más inesperado.

Mis queridos seguidores de los Yankees ¿cuánto tiempo le hemos estado echando tierra al Pepinillo?¿Cuánto tiempo llevamos diciendo que no tiene lugar en el equipo?¿Cuánto tiempo hemos pedido a los dioses que lo saquen, lo bajen a AAA o lo DFA –NY Yankees, DFA a este pepinillo por favor!? Hace unos días el GM Brian Cashman nos dió la noticia en el programa de radio de Michael Kay, el Pepinillo salía de la rotación para unirse al bullpen. No era lo que muchos esperábamos pero lo tomamos como una “buena” noticia. Al menos ya no iniciará partidos, pensé yo, pero a la vez me quedó un amargo sabor de boca al pensar que, en una situación de frenar una ofensiva o perder, nuestro Pepinillo sería quien determinará ese destino. Y así fue.

yankees-new-arms

Ayer nos enfrentamos a unos aguerridos Medias Blancas que a pesar de estar 30 juegos abajo de los .500 jugaron como si estuvieran en post temporada. Juego empatado en la novena gracias a vuelacercas de Abreu con uno en base, que vino a neutralizar el macanazo de Giancarlo Stanton en el 8vo para darle la ventaja de 3-1 a los Yankees. El juego continuó y en la entrada 11 ¿quién cree que entra al relevo con el partido 3-3? No señores y señoras, se equivocan, no entró a relevar el Pepinillo, corriendo del bullpen a la lomita quien lo hizo fue el desaparecido Sonny Gray.

-Ah cabrón, ¿qué no es el mismo wey?-

-Sí y no, el Pepinillo es ese pitcher inseguro, desmotivado y miedoso que se sube a la lomita más de vez que de en cuando y Sonny Gray es el pitcher que trajimos de Oakland, ese en el que muchos hemos visto destellos de grandeza y que esperamos que se quede y exorcice para siempre a su álter ego el Pepinillo. Algo así como Dr Pickle and Mr. Gray

 

Este soy yo al ver como recorría el tramo entre el bullpen y la lomita el número 55 de los Yankees, sin saber si tendríamos a Dr. Pickle o a Mr. Gray.

 

Sonny entró decidido, con una determinación que no le había visto en ninguno de los partidos que había iniciado, se subió a la lomita con el “Eye of the Tiger” que tanto le pedía Apollo Creed a Rocky para que madreara¹ a Mr. T. Algo en mi interior me llamaba a la calma pese a que mi cerebro mandaba la orden de preocupación.

Mr. Gray salió con un temple digno del gran Mariano Rivera, sereno como el agua del mar, atacando a los bateadores como león a su presa, adueñándose de la cuenta como novio quedando bien y no huyendo demasiado sus pitcheos como suele hacerlo Dr. Pickle -ya me gustó el apodo, recuerde que lo leyó primero aquí-, y Mr. Gray nos regaló 3 entradas completas manteniendo a los Medias Blancas a raya recibiendo un solo hit y recetando 4 chocolates para agenciarse su primera victoria como relevista. Good for you Mr Gray!

 

Yo se que me estoy adelantando mucho y que su salida fue ante los Medias Blancas, pero eso no deja de emocionarme. ¿Será que los Yankees se han encontrado con una solución inesperada recuperando al Sonny Gray por el que tantas esperanzas se tenían? Tal vez hayan dado con la formula y esta sea la solución, tal vez no, lo cierto es que de nuevo las situaciones “no planeadas” han surgido en el equipo.

Dr. Pickle dejó su lugar en la rotación para dárselo a Lance Lynn, quien en su debut con los Yankees lo relevó después de una salida atroz. Está fue la gota que derramó el vaso y que generó la situación de que el Pepinillo fuera sacado de la rotación abridora. De hecho Lynn había llegado a los Yankees para realizar esa función, una especie de relevo largo en situaciones donde el abridor no da salidas de calidad -situación muy común en los Yankees-. No nos imaginaríamos que los papeles se revertirían y el llegado de los Mellizos de Minnesota le quitara su lugar al ex Atlético de Oakland. Pero así es esto y el béisbol, como la vida, está lleno de situaciones inesperadas, como cuando vas a la cocina por un vaso de agua y terminas chingándote 4 tamales y una coca, eso sí coca light pa´no engordar.

 

Si por alguna razón no me di a entender bien con la situación de Dr. Pickle y Mr Gray, esta es una referencia al personaje ficticio de Dr. Jekyll and Mr. Hyde

(¹)madrear=pegarle una putiza a alguien=golpear a otra persona.

 

Anuncios

¿Qué les falta a los Yankees del 2018?

¿Podrán los Yankees competir por la Serie Mundial?¿Qué hace falta para ser otra vez aquel equipo del ´98?

Cuando Brian Cashman y la directiva decidió cesar a Joe Girardi después de 10 años de llevar las riendas del equipo lo hizo por una razón, renovar. Este 2018 el equipo esta por lograr algo que ha buscado por varios años, eliminar el impuesto de lujo que impone la Major League Baseball a los equipos que sobrepasan el tope salarial. Si los Yankees logran este objetivo, y lo van a lograr, se estarían ahorrando entre 40 y 50 millones de dólares para la próxima temporada. Esto lo sabe la directiva y por eso se ha cambiado el “modus operandi” que se tenía en la era de “The Boss” George Steinbrenner. Las reglas del juego han cambiado y Cashman y Hal Steinbrenner han sabido jugar muy bien con ellas. Debido a lo anterior, la proyección para los Yankees del 2018 no fue ni es, la de un equipo contendiente a ganar la Serie Mundial ¿lo pueden hacer? por supuesto, mas eso no quiere decir que sea una obligación para ellos, al menos no esta temporada.

Muchos hablan que con la llegada de Stanton el equipo adquirió la obligación de lograr el anillo número 28 pero yo no lo veo así. Después de haber estado a solo un partido de jugar la Serie Mundial el año pasado -y muy probablemente ganarla- , si la organización hubiera decidido que este 2018 fuera su año, dudo mucho que hubieran despedido a Joe Girardi así como tampoco creo que hubieran iniciado la campaña sin otra garantía en la rotación abridora. Por el contrario, Cash y Hal tienen la visión de convertir a los Yankees en otra dinastía como aquella del “Core Four” de Jeter, Posada, Pettitte y Mariano y por ello han estado actuado acorde a ese objetivo.

tres asesinos

¿Y qué están haciendo pues?  podrá preguntarse usted. Pues bueno sus acciones no son cosa de esta temporada o la anterior, sus acciones hay que verlas de tiempo atrás.

Los Yankees siempre han sido un equipo ganador. Aun en la época más oscura del club al mando de Girardi, el equipo jugaba pelota para .500. Habiendo dicho lo anterior, sus opciones para elegir a los “mejores” prospectos en el draft han sido nulas o inexistentes, es por eso que la visión cambió y en lugar de buscar “joyitas” en su territorio voltearon a ver al sur, al caribe para ser exactos.

El fichaje de internacionales se realiza de diferente manera al del draft de jugadores americanos y canadienses. En el fichaje internacional manda el dinero y no tu posición en el standing. Al decir esto no me refiero a que equipo tenga más billetes, sino a que la MLB les da un tope para gastarse en “firmas” de prospectos amateurs que no juegan pelota en Estados Unidos o Canada a los equipos. Los Yankees han sabido aprovechar está situación.

En este mercado Cashman se hizo de los servicios de Luis Severino, Gary Sánchez y Miguel Andujar entre otros, situación que ha resultado muy rentable si me lo pregunta a mi. Y esta temporada se han realizado cambios de jugadores por “dinero para el fichaje internacional”, teniendo como resultado la contratación de la joyita cubana Osiel Rodríguez, un joven de 16 años quien es el pitcher prospecto número uno para la mayoría de los que saben de este asunto y $3.5 millones de dólares extras para este tipo de adquisiciones. La “firma” del cubano sólo costo $600,000 dólares.

Aunado a este modo de adquirir jugadores, los Yankees también se han basado en los cambios de sus estrellas para adquirir jóvenes prospectos. Lo vimos cuando en un solo mercado se adquirió a Gleyber Torres, Billy McKinney, Clint Frazer y Justus Sheffield entre otros tantos. De los anteriores McKinney es el único que no sigue en el equipo, pero sobre los demás se tienen bastantes esperanzas sobre su futuro. Gleyber va camino a convertirse en Novato del Año esta temporada y muchos analistas ya están apartando su lugar en Monument Park.

justus
Tal vez este no será su año, pero se tienen muchas esperanzas puestas en el lanzador zurdo

Estas dos formas de hacerse de jugadores jóvenes tienen a los Yankees en una posición privilegiada tanto en talento asegurado a futuro como en la economía salarial. Luis Severino, Aaron Judge, Gary Sánchez, Greg Bird, Miguel Andujar, Gleyber Torres, Clint Frazier, Ronald Torreyes, Tyler Wade, Jordan Montgomery, Chad Green, Adam Warren, Domingo German, Jonathan Loáisiga ni Jonathan Holder son jugadores que cobren siquiera el millón de dólares, y sobre todos se tiene al menos dos años de control. Dígame usted si no han hecho buen trabajo Cashman y Hal Steinbrenner.

Hace pocos días escribí un artículo sobre cómo estaba afectando la juventud a los Yankees ===>Los Yankees y el problema de la juventud pero a la vez este “problema” es el mayor activo para el equipo. Hoy en día vemos a jugadores como Aaron Judge, Gary Sánchez, Greg Bird y Luis Severino como si fueran veteranos experimentados, lo hacemos porque así nos lo muestran y como tal les exigimos. Pero no podemos olvidar que ninguno de los 3 bateadores tienen jugando dos temporadas completas en grandes ligas y nuestro As está apenas en su segunda temporada como abridor regular.

Si con lo que tenemos hemos estado a un partido de la serie mundial y en la actualidad tenemos el tercer mejor récord de las mayores, imagine lo que estos jóvenes lograrán en 2 o 3 años, imagine lo que con 40-50 millones de dólares (extras) podrá Brian Cashman adquirir en la próxima agencia libre. Imagine lo que puede ser la rotación abridora de los Yankees en 3-4 años con Luis Severino, Domingo German, Jonathan Loáisiga, Justus Sheffield, Adam Warren, Rafael Severino (hermano de Luis) y Osiel Rodríguez o las estrellas que se pudieran adquirir en un “trade market” gracias a ellos.

Mucho se escucha en redes sobre que se deberían de hacer las cosas a la manera de “The Boss”, pero este es un béisbol diferente y con reglas diferentes. Si siguiéramos igual créame que ni Judge, ni Sheffield, ni Gleyber, ni Sánchez, ni Andujar estuvieran en el equipo y la organización estaría pagando $50 millones de dólares en puro impuesto de lujo. En mi opinión Cashman y Hal están haciendo un trabajo extraordinario, están armando un equipo no para ganar un campeonato solamente, sino para lograr el 28, el 29, 30 y 31 en algunos años, si usted no lo ve así, solo dele tiempo al tiempo.

george

Y para responder a la pregunta inicial sobre ¿qué les falta a estos Yankees? la respuesta es sencilla: tiempo y paciencia.

El desastre Yankee y la culpa de Boone

¿Tiene Aaron Boone la culpa del bache de los Yankees?¿Deberá Brian Cashman “cortar su cabeza”?

Ayer sucedió lo que menos esperábamos, bueno los pesiYankees-así llamo a los fanáticos de los Bombarderos que siempre están esperando lo peor-, pero el resto de nosotros no. Con una ventaja de 4-1 en la novena, con dos outs y el Misil Cubano en la lomita, el juego se veía en la bolsa. Desgraciadamente para nosotros no fue así.

Boston ayer completó la barrida a los Yankees alejándose a 9.5 juegos en la cima del Este de la Americana. ¿Les da esto el banderín en agosto? matemáticamente no, pero si nuestro equipo sigue jugando como lo ha hecho estos últimos días dudo mucho que los alcancemos. De hecho aunque jueguen pelota arriba de .600 aún así dependeríamos de que ellos cayeran en un bache y la verdad lo veo muy difícil. Sobre lo anterior no queda más que felicitar a los Medias Rotas -…………………………………………………………perdón creo que sufrí un micro infarto al miocardio después de eso-.

Nuestros Yankees están pasando por un feo bache, así le pasa a todos los equipos de vez en cuando, pero se siente más feo porque los rivales están jugando muy bien. Son muchos los factores a los que podemos atribuir el mal juego de nuestro equipo, pudiéramos empezar con el más obvio que son las lesiones y terminar con las malas desiciones de los jugadores dentro del campo.boonePero nada suena más fuerte entre la fanaticada, en especial en redes sociales, que toda la culpa es del timonel Aaron Boone. Sí esa misma persona que en un juego 7 de una serie de campeonato contra los Medias Rotas conectó un épico cuadrangular para dejarlos en el terreno. Entiendo que nada tiene que ver una cosa con la otra, así como también entiendo que a la basta mayoría de usuarios de facebook y twitter no les tocara ver esta acción, a los que sí, estoy seguro que recuerdan perfectamente dónde y qué estaban haciendo en ese momento exacto. Nada tiene que ver con su desempeño como manager pero tenía que decirlo. Pudiera ser que esa razón aunada a su personalidad hagan que me incline a “aguantar” su actuación durante esta temporada. Y para todos aquellos que están pidiendo su cabeza déjenme decirle que doy gracias a dios que no sean ustedes ni yo por su puesto, quienes toman las decisiones respecto a la organización de los Yankees. Aaron Boone está haciendo un buen trabajo.

Vamos a partir de lo siguiente: lo comenté desde hace tiempo aquí ==>El verdadero problema de los Yankees esta temporada, los RedSux no solo están haciendo un temporadón sino que llevan paso histórico. Si continúan así pueden llegar a ganar 113 partidos, para que lo tenga en perspectiva, el equipo más ganador de la historia de los Yankees fue aquel de 1998 -pronto celebrarán sus 20 años en donde espero que inmortalicen el número 21 de Paul O´neil, bien merecido lo tiene- y en esa temporada nuestros Bronx Bombers llegaron a 114 victorias. Hay que aceptarlo -aunque me reviente el hígado del coraje, no por los 27 botes de Pacífico que me tome en Mazatlán- los rivales son el mejor equipo en las mayores hoy en día.

Habiendo dicho lo anterior –que por cierto me salieron ronchas solo de aceptarlo- la gestión de Boone tiene a un equipo que ha sido atacado por las lesiones (Bird, Ellsbury, CC, Sánchez, Judge, Frazier, Mongomery, Gleyber, etc), como el tercero mejor de todas las grandes ligas, habiendo perdido en esta serie la segunda posición. Si usted sigue pensando que el manejo de Boone ha sido malo déjeme ponerle la siguiente estadística cortecía de @ChrisJr_NYYST

Pondremos el lugar en dónde estuvieran los Yankees en el standing con el récord actual de 68-42 después de 110 juegos en las últimas 4 temporadas:

2018: Segundo a 9.5 juegos del líder

2017: Primero con 6 juegos de ventaja

2016: Primero con 5.5 juegos de ventaja

2015: Primero con 8.5 juegos de ventaja

2014: Primero con 6 juegos de ventaja

Como puede ver, este equipo está siendo mejor que los cuatro anteriores, la culpa no es de Boone, la culpa es de los Medias Rotas.

boone2

Ahora es común escuchar a los YankAgry Fans -así les digo a los fanáticos de los Yankees que nada les acomoda, y que parece que esperan que el equipo gane los 162 partidos de la temporada- cómo Boone se equivoca en cada partido, algunas veces hasta cayendo en el ridículo de cuestionar la decisión de ayer de pasar a Mookie Betts con 2 outs y teniendo la primera base desocupada. Hay hasta quienes piden que regrese Girardi cuando estoy seguro que eran los mismos que pedían su cabeza no hace ni un año atrás. Así es esto y siempre lo será. Cuando el equipo gana es gracias a los jugadores y cuando pierde es culpa del manager y/o la directiva.

¿Pienso que Boone ha sido perfecto? por supuesto que no, comete errores como todos los managers.aaronboone2 Muchas de sus decisiones las cuestiono, cómo la de no poner a Giancarlo en el derecho y alinear a Shane Robinson, pero eso no quiere decir que piense que está haciendo un mal trabajo ni mucho menos que piense que los Yankees debieran prescindir de sus servicios. Si la directiva creyó que Aaron Boone era el indicado para encabezar este proyecto de reconstrucción -porque no se equivoque, este equipo es un equipo en reconstrucción- yo confío en la directiva y, cómo lo he hecho siempre y como lo espero de ustedes, seguiré apoyando a mis Yankees a muerte. ¿Y la culpa de Boone? Pues su única culpa hasta el momento es haber aceptado el cargo de manejar al más grande equipo de todo el béisbol. Fuera de ahí, no le veo culpa alguna a este señor.

 

Si usted piensa que los Yankees están teniendo una mala temporada y esto es por culpa de Boone, lo invito a que me diga sus razones.

 

Cómo la suerte o el destino te lleva a debutar con los Yankees

Cuando te toca aunque te quites, y cuando no te toca aunque te pongas

Comenzó el año y él se estaba recuperando de una lesión. Mientras tanto los Yankees de Nueva York contaban con una rotación bastante esperanzadora. Con Luis Severino, Masahiro Tanaka, CC Sabathia, Sonny Gray y Jordan Montgomery y junto a un bullpen considerado de los mejores de las grandes ligas (si no el mejor) las probabilidades de que él iniciara un partido en el equipo grande se veían más remotas que las posibilidades que tengo yo de escribir para el New York Times -guiño para Carlos Slim-.

rotacion.jpg

Antes de iniciar la campaña se lesiona Jordan Montgomery(1) y Boone llama a Domingo German(2), mientras tanto él no conseguía buenos números en AAA. Al avanzar la temporada vino otra lesión de nuestro cuerpo abridor, el japonés Tanaka sufre un tirón debido a un pisa y corre que realizó durante un partido interligas (lea aquí lo escrito sobre eso ==>El desprotegido de las Mayores), para llenar ese hueco los Yankees suben de AA al nicaragüense Jonathan Loáisiga(3), mientras tanto él seguía como la muñeca fea, escondido tras los rincones.

Tras una serie de dudas sobre los dos jóvenes lanzadores Germán y Loáisiga, se le dió la oportunidad de abrir partidos para los Bombarderos del Bronx al mexicano Luis Cessa(4) quien a decir verdad no lo hizo nada mal, nada espectacular pero nada mal tampoco. Luego de que al ver que lo que se tenía no era suficiente, el GM Brian Cashman hizo lo que tenía que hacer por el bien del equipo, ir al mercado en busca de un abridor.

La realidad es que en el Trade Market no había opciones reales de adquirir a un Ace que nos pudiera garantizar salidas de calidad y a precio razonable, Cashman se fue por la mejor opción disponible para los Yankees, y esta fue el lanzador zurdo y AllStar de los Azulejos de Toronto J.A. Happ(5) -no se le llama Yei Ei Japp como muchos lo dicen, es Yei Jap, así de sencillo, no se enreden-. JA+HAPP+YANKEES.jpgHapp tuvo un debut muy bueno, pero desafortunadamente contrajo una enfermedad de lo más rara en personas arriba de los 5 años, así es, la misma que obtuvo Thor y lo dejo fuera de circulación por 2 semanas.

Mientras tanto él seguía en el fondo de la confianza tanto del manager como del gerente general, nadie se preguntaba si él podría ser opción siquiera. Muchos no lo conocían y su nombre se encontraba escondido y a la sombra de la estrella del equipo de AAA Justus Sheffield.

A Cashman no se le acababan los movimientos, en un cambio muy articulado se hizo de los servicios de Lance Lynn(6) de los Mellizos de Minnesota, el plan en un inicio era utilizarlo en el bullpen, pero tras la enfermedad de Happ se proyectó para utilizarlo como un abridor más.

lynn
Lynn ha reemplazado al Pepinillo en la rotación abridora. A esperar que le vaya mejor

Después de pasar una mala primera mitad de la temporada y ver cómo sus aspiraciones se veían desmoronadas por la llegada de más lanzadores al equipo, las actuaciones de regulares a buenas comenzaron a aparecer. Para él su primera apertura fue suceso de una serie de eventos desafortunados -¿ya estamos haciendo referencia a películas para niños? ¿Neta?- para que nuestro protagonista pudiera cumplir el sueño de todo beisbolista, abrir un partido en Grandes Ligas y con los Yankees de Nueva York y contra los Medias Rotas de Boston y en Fenway Park.

Los Yankees se enfrentarían a domicilio durante 4 días al mejor equipo (hasta el momento) de las Grandes Ligas -sí, lo dije y no pasa nada-, la rotación estaba prevista de la siguiente manera: 1. CC Sabathia, 2. Luis Severino, 3. J.A. Happ y 4. Masahiro Tanaka, pero como todo en la vida, pocas veces salen las cosas a como lo planeas.

Previo a la serie contra Boston, los Yankees se enfrentaban a los sotaneros de los Orioles. Aquí fue cuando nos enteramos de la enfermedad contraída por Happ, e inmediatamente la rotación contra los Red Sucks cambió para quedar de la siguiente manera: 1. CC, 2. Sevy, 3. Lynn y 4. Masa. Durante está serie a nuestro queridísimo -sarcasmo- Pepinillo le dieron palo bonito y Lynn tuvo que entrar al quite, lo que cambió los planes de Boone…de nuevo. A Luis Cessa sólo le permitieron lanzar una entrada en su partido de AAA para que estuviera disponible en caso de que Happ no pudiera recuperarse: 1. CC, 2. Sevy, 3. Cessa y 4. Masa.

Por un tiempo todo marchó acorde a lo planeado, pero durante el primero de la serie en Fenway al pitcheo Yankee le dieron hasta por debajo de las narices, y quien estaba programado para iniciar el partido del viernes ante Boston tuvo que entrar a recibir también. Cessa entró al relevo y su lugar en la rotación se vió vacante….de nuevo! La opción más lógica hubiera sido el prospecto número uno de los Yankees Justus Sheffield(7) pero el zurdo acababa de lanzar un partido en AAA por lo que no fue posible.

sheffield.jpg

 

Y aquí fue donde comenzó su cuento…”Una fuerza lo trajo aquí, llámenla como quieran, suerte, destino -un caballo?- así que Boone tomó la decisión de creer en él -terrible decisión en serio- pero crean en mí cuando les digo que realizó un buen trabajo en el lugar más hostil de la Gran Carpa” -perdón, me metí en un diálogo entre Rapunzel y Flynn Rider, será que como tengo 2 hijas la he visto casi 500 veces. Aparte que es mi película favorita de Disney y Flynn Rider/Eugene Fitzherbert es el personaje más cool de todas las caricaturas. ¡Ahí está ya lo dije, mi secreto está fuera!-. El caso es que todo esto tuvo que pasar para que Chance Adams pudiera iniciar un partido con los Yankees de Nueva York, contra los Medias Rotas de Boston y en Fenway Park, y como lo comenté anteriormente, no lo hizo nada mal.

funny-tangled-scene-Rapunzel-horse1.jpg
Best Animated Movie eveeeer!

Chance Adams era un prospecto con grandes aspiraciones desde el inicio. Los Yankees parecían tenerlo en gran estima…hasta que no…y hasta que sí. Como creo que lo noto, seguido del nombre del abridor le fui poniendo un número, este hace referencia a la “opción” de los Yankees para ocupar el puesto del quinto abridor. Como podemos ver Adams fue la opción 8 para enfrentar al equipo más fuerte de las mayores, equipo al que debíamos sacar mínimo 2 partidos para al menos, seguir con récord ganador ante ellos. Adams lo hizo bien, bastante bien si me preguntan a mí. A pesar de que el partido se terminó perdiendo 4-1, le dejaré este dato que, al verlo, me impresionó. Chance Adams es el único lanzador de los Yankees en este 2018 en tirar al menos 5 entradas en Fenway y recibir 3 o menos hits. Estamos hablando de un novato, en su debut, ante el mejor equipo de las grandes ligas, con la presión de La Rivalidad y en Fenway Park; bastante impresionante si me lo preguntan.

Falta ver que pasará con Adams, la realidad es que no creo que siga en el equipo grande pese a su actuación. Lo bueno es que el lanzador derecho dió muestras de su temple en situaciones hostiles y eso es bueno. El chico tiene solo 23 años y tiene mucho camino por recorrer, tal vez en los Yankees, tal vez en otro equipo, pero sea cual sea su destino, será benéfico para nuestro equipo. ¡Bien hecho Chance!

 

Los Yankees y el problema de la juventud

¿Será que la juventud está afectando a nuestros Yankees?

Al inicio de la temporada escribí un artículo exponiendo cual en mi punto de vista era el gran problema de los Yankees de Nueva York ===>El verdadero problema de los Yankees esta temporada y ayer quedó demostrado uno de los porque del mismo. Pero también vimos algo que a pesar de ser un verdadero activo para el futuro nos está pegando en el presente, y este es el problema de la juventud. El que es para mi el line up ideal del equipo cuenta con un promedio de edad de 26.02 años y en total el equipo cuenta con un promedio de edad de 28.04 (quinto en la MLB).

Al hablar de juventud no solo podemos atribuirlo a las ventajas físicas que tienen los jugadores, sus reflejos, su ambición, su hambre por convertirse en “alguien” y su intensidad a la hora de jugar, aunado a esto también viene la inexperiencia, y esa también llega a costar partidos.

Nuestros Bombarderos este año cuentan con uno de los line ups más jóvenes que recuerdo, incluso en algunos partidos de la temporada llegando a tener una alineación sin que ningún jugador llegue al tercer piso -o sea a los 30 años-. Y repito, esto realmente nos ha costado algunos partidos.

andujar
Espero que se haya entendido la referencia a Pedro Serrano de “Major League”

Es algo ya común ver mal corrido de bases que nos cuestan outs claves, que nos cuestan carreras y que al final nos llegan a costar partidos. También hemos visto como una jugada mental a la defensiva también nos han costado outs claves, que nos cuestan carreras y que al final nos llegan a costar partidos. Ejemplo claro la jugada ayer de Jonathan Holder; corredores en segunda y tercera, rola al pitcher y agarra al corredor de tercera fuera de la base, en lugar de seguirlo tira a tercera dándole la única oportunidad que tenía Bradley Jr de anotar y anotó. Luego sale Aaron Boone y le echa la culpa a Miguel Andujar ¿neta Boone? El caso es que este tipo de errores de juicio nos han costado bastante ya, y todo se debe a la inexperiencia de los jugadores. El propio Gleyber Torres nos ha “deleitado” con este tipo de pifias muy seguido, aclarando que no creo que sea un mal jugador, al contrario, para mi será un Yankee que puede llegar a tener su lugar en Monument Park.

Muchos se empeñan en culpar del “mal” funcionamiento del equipo al manager Aaron Boone -entrecomillo MAL porque a pesar de tener el segundo mejor récord de la liga estamos a 6.5 juegos de los RedSucks, ya no les dije Medias Rotas Carlitos- pero la verdad es que no creo que sea por ahí el problema o no TODO, al menos no en la toma de decisiones. Boone tiene un cuerpo de asistentes bastante competente mismo que lo apoya en cualquier decisión, para mí el problema está en la falta de motivación del equipo que ha mostrado últimamente y ahí si responsabilizo completamente a la novatez del manager.

gleybae.jpg

Pero no todo es tragedia. Lo dije anteriormente, durante el mercado de cambios, este es un equipo que se está formando para ser una dinastía y aquí es donde la juventud marcará la diferencia. Dentro de 2-3 años Gleyber, Sánchez, Judge, Bird, Severino, Andujar, Germán, Sheffield y Loaisiga entre otros, todos serán mejores tanto en sus habilidades físicas como mentales. La experiencia -o falta de- dejará de ser un factor que influya negativamente en los partidos y si a esto le sumamos los movimientos que está haciendo Cashman en el mercado internacional, creo que tendremos un equipo contendiente a títulos por bastantes años.

Así que mis queridos fanáticos de los Yankees, hoy toca no desesperarnos, toca disfrutar del talento joven de nuestro equipo y esperar a que Boone, CC, Gardner u otro miembro del cuerpo técnico -yo preferiría que lo hiciera Boone- les pegue su correctivo en el Club House para ver si despiertan nuestros Yankees y juegan mejor pelota mental. La temporada no está perdida por un 15-7 contra los de Boston, ni siquiera está perdida por terminar jugando el comodín, falta mucho aun y muchas cosas pueden pasar. No queda mas que apoyar a nuestro equipo y disfrutar el juego.

 

Por fin los Yankees se cansan del Pepinillo

Otra salida de las que acostumbra Sonny Gray y los Yankees dicen: ¡Hasta aquí!

Ayer los Yankees de Nueva York se enfrentaron a unos Orioles, sotaneros y desmembrados casi por completo, y aun así, se las ingeniaron para perder. El pitcher encargado de acercar a los Yankees en la carrera por el banderín divisional contra los Medias Rotas fue nada más y nada menos que nuestro queridísimo amigo el “Pepinillo”.

Sonny llegaba al juego contra los Orioles habiendo tirado 2 juegazos. Había quienes ya lo veían como “recuperado”, otros como la “salvación”, había también quienes se preguntaban, en dónde estaban quienes criticábamos tanto al “Pepinillo”, pero también habíamos algunos que todavía no nos terminaba de convencer. Habíamos quienes esperábamos al menos otras 2 salidas de calidad de Gray para poder recuperar un poco de la confianza y la fe que habíamos depositado en él al inicio de la temporada. Ayer nos dimos cuenta que no andábamos tan errados. El Pepinillo tuvo una salida de las que nos tiene acostumbrados en el Yankee Stadium, una salida tan desastrosa cómo solo él sabe hacerlas…….y contra los Orioles versión AAA. Hágame usted el refabron cavor!

Después de no haber completado ni 3 entradas y haber recibido más palos que Jenna Jameson en su carrera -aaaaah picarón…- el Pepinillo sale del juego y tiene la desfachatez de salirse riendo. ¿NETA PEPINILLO? Se que tal vez haya sido una reacción nerviosa, una manera de no saber como reaccionar ante los abucheos de cuarenta mil aficionados en Yankee Stadium, pero ¡NO MAMES, si a uno lo macanean tan feo la menor de las reacciones sería gritarle al guante más groserías que un tabasqueño saludando a un amigo**, llegar al dogout y destrozar algo, lo que sea, no irse riendo burlonamente de la situación. ¡NO LA CHINGUES!

Quien entró al quite fue la reciente adquisición del GM Brian Cashman, Lance Lynn. El derecho proveniente de los Mellizos de Minnesota dejó un excelente sabor de boca, lanzando 4.1 entradas con solo 5 hits y sin recibir carrera. Y por fin el manager Aaron Boone perdió la paciencia como muchos de nosotros. Por fin el Pepinillo fue sacado de la rotación abridora y puesto en el bullpen. Ah, pero no se fue sin hacer daño el cabrón.

lynn.jpg
En el podcast “La Semana con los Bombarderos” discutimos el gran acierto de Cashman al adquirir al lanzador derecho Lance Lynn

A raíz de que el Pepinillo no pudo tirarle 5-6 entradas “decentes” a los Orioles de AAA, Lance Lynn, como decíamos, tuvo que salir al quite. ¿Y eso qué? bueno pues teniendo en cuenta que la otra adquisición en el mercado de cambios, JA Haap, sufrió una enfermedad en la boca, manos y pies, se duda que pueda abrir el partido del viernes ante los Medias Rotas y al parecer su lugar lo ocupará el mexicano Luis Cessa. No es que Luis lo haya estado haciendo mal, ciertamente ha tenido buenas salidas en sus últimas apariciones en la gran carpa, pero tenemos que ser realistas, Luis se enfrentaría a domicilio al mejor equipo de las mayores y creo que la presión tanto como el talento de los bateadores de Boston, le puedan jugar una mala partida. A lo que voy con la culpa del Pepinillo es que, de haber aguantado unas entraditas más, Lynn no hubiera tenido la necesidad de entrar al relevo, lo que lo hubiera situado en perfectas condiciones para abrir el juego del viernes.

sonnygray.jpg

Pero bueno, el Pepinillo está en el bullpen ahora y Lance Lynn ocupará su lugar en la rotación. Solo falta esperar que Happ esté totalmente recuperado para el viernes o que Cessa salga con la agradable sorpresa y lance un juegazo ante los de Boston. Solo queda esperar a que Sonny Gray logre encontrar sus pitcheos como relevista, encontrando tal vez una nueva vocación y mejor aun, que logre ayudar al equipo a ganar, porque, Sonny, créeme que la razón de mayor peso por la cual estamos a 5.5 juegos de los RedSucks eres tu.

 

**Quiero aclarar que no tengo nada contra los queridos amigos de Tabasco, personalmente tengo amigos en la bella ciudad de Villahermosa y son de esas personas con las que haces una amistad de por vida. Pero su manera de “maldecir” es tan graciosa y divertida que uno no puede ofenderse ante las ocurrencias. Al menos así fue mi experiencia con esas excelentes personas que conocí gracias al bello deporte del softbol. Un saludo a todos mi amigos, ustedes saben quienes son ¿o no, Menoti, Blas y Visca? 

Aquí puede escuchar el podcast de la página “Con las bases llenas” ==>https://conlasbasesllenas.com/la-semana-de-los-bombarderos-episodio-18/

 

 

¿Irán los Yankees por esta súper estrella?

¿Se puede imaginar un line-up más poderoso con la incorporación de este AllStar?

Los rumores surgieron desde que se sabía que este AllStar estaría disponible como agente libre la próxima campaña. El rumor se veía opacado por el simple ego del jugador. Muchos decían que él jamás accedería a rasurarse su bien cuidada barba. El rumor revivió cuando Yankees se enfrentaron a su equipo, y él salió con los cachetes como pompis de bebe. Los fanáticos luego luego vieron esto como una señal de interés por parte del jugador y del compromiso por vestir el uniforme de los “pinstripes”.

En ese tiempo, Greg Bird se encontraba en un mal arranque después de su lesión. ¿Y qué hace este tipo? se le ve entrenando en la primera base. Los fanáticos de los Yankees explotaron en júbilo. Algunos ya lo veían vistiendo el jersey a mitad de temporada y los que no, fantaseábamos con la idea.

Luego vino la rueda de prensa, aquí aparece él hablando de su ídolo de la infancia, nada más y nada menos que Mickey Mantle. Incluso comentó que su número es producto de no poder utilizar el 7 que inmortalizara Mantle por lo que creó una combinación (3+4) que sumada dieran el 7.

Captura de pantalla 2018-07-28 a la(s) 10.25.54.png

¡Ah como la haces al cardíaco, ya di que es Bryce Harper, total ya la mayoría nos dimos cuenta!

Así es mis queridos 6 lectores -me acaba de regañar mi hermana mayor porque dice que su hijo “el Bulo” también lee el blog, corregimos entonces 7 lectores-, siempre tan inteligentes, estoy hablando de Bryce Harper el jardinero súper estrella de los Nacionales de Washington.

bh.jpeg

Harper será agente libre la próxima temporada y se escucha poco sobre una posible renovación. Junto a Manny Machado creo que se convertirán en los peloteros mejor pagados en la historia de las grandes ligas. Ambos súper estrellas, sluggers naturales y ambos con un poder de “atracción” de medios muy elevado -BH mayor aún-.

El pero que le pone medio mundo y el otro 50% es su personalidad. Mucho se dice que su ego vendría a “romper” la armonía y camaradería del vestuario Yankee. Pero pues eso se dice de todos los “estrellitas”, lo mismo se decía de Giancarlo Stanton y el gigantón de Panorama City, Los Angeles, se ha acoplado a la perfección a la cultura de los del Bronx. Voy a confesar que era algo que me inquietaba también. Pero después de oír a CC Sabathia y Aaron Boone hablar de la cultura del “club house” en el podcast R2D2 junto a Ryan Rucco, mis inquietudes se silenciaron.

ccboone-2
“CC, Gardy y Judge son quienes más influencia tienen en el equipo y son quienes marcan el tono. Quien sea que venga, ya sea de las menores o de otro equipo caen en ese tono” – Boone        “En este equipo todos terminan incorporándose y alineándose a la cultura del equipo” – CC

Yéndonos por el lado deportivo creo que un jugador como Harper sería bienvenido en cualquier equipo. Pero si tomamos en cuenta el factor del “short porch” -la distancia corta de la barda por el jardín derecho-, que él es zurdo y que se duda mucho sobre la renovación de Brett Gardner -yo sí lo firmaba hasta que él se quisiera retirar-, pienso que Bryce Harper sería una super adquisición para los Bombarderos del Bronx, se acoplaría a la perfección jugando los jardines y el bateador designado rotando con Aaron Judge y Giancarlo Stanton, convirtiendo un line-up de miedo en uno de leyenda, compitiendo incluso con aquél de 1927.