Los NY Yankees y la situación del traspaso

¿Iran los Yankees con todo por un abridor?¿Deberían hacerlo?

El próximo 31 de julio se cierra el mercado de traspaso, un mercado muchísimo más interesante de lo que aparenta. En él, los equipos buscan cubrir sus necesidades mediante el “comercio” con los demás equipos. Quienes tienen aspiraciones a postemporada buscan esa pieza faltante que pueda terminar el rompecabezas que les dará el anillo de la Serie Mundial, y quienes comprenden que su temporada será perdedora optan por cambiar esa estrella en su oscuro firmamento por pequeñas joyas que tal vez algún día puedan brillar más que el sol.

Por ponerles un ejemplo hablemos del famoso caso de Gleyber Torres -gracias Lenin Flores-. Recordemos la temporada del 2016, los Yankees pese a estar jugando pelota arriba de los .500 no tenían posibilidades de participar en postemporada.  gleyberPor otro lado estaban los Cachorros, quienes veían aspiraciones serias de llegar a Serie Mundial pero les faltaba esa pieza clave para poder lograr su cometido. Estos desesperados por ganar el anillo después de más de 100 años y poner fin a la maldición de la cabra, llegaron a un acuerdo con los Yankees por su cerrador estelar, el misil cubano Aroldis Chapman. A cambio del zurdo los cachorros ofrecieron a 4 de sus mejores prospectos entre ellos el joven venezolano. Ya sabemos cómo terminó eso, los Cubs campeones y Gleyber brillando en el Bronx, en su primer Juego de Estrellas y en camino a ser nombrado Novato del Año (esperemos).

Mucho se habla entre la comunidad Yankista que los del Bronx deben ser como los primeros: ir con todo por un pitcher abridor ¿cuál es el problema? pues que no los hay disponibles. Al menos no ese gran estelar que le hará segunda a Luis Severino y que podría garantizarnos jugar la Serie Mundial. El único que traería algo de provecho, serio provecho, a los Yankees parece que puede ser cambiado a cualquier sitio menos al Bronx, así es estoy hablando de Jacob DeGrom.

Pero los Mets son obstinados, tercos y necios, y prefieren perder a que sus vecinos ganen. Los Mets tienen lo que todos los equipos aspirantes a un banderín desean, un pitcher de calidad que garantice salidas de calidad. Y los Yankees son la organización que tiene lo que los Mets necesitan, talento joven que pueda garantizar un futuro ganador a su organización, pero como lo dije anteriormente, los Mets no lo harán, ¡son más batallozos que hacer gárgaras boca abajo!

Claro que los Mets pudieran cambiar a DeGrom a otro equipo, pero ningún de estos podría mejorar la oferta de los Yankees. He escuchado a muchos analistas de los Mets decir que una oferta que incluya a Miguel Andujar y Justus Sheffield sería genial para ellos, y aunque me encantaría la idea de tener a DeGrom para esta “segunda” mitad de temporada, no me convence tanto la idea de dejar ir a estos dos.

Hagamos el siguiente ejercicio; imaginemos que aquellos Yankees de 1995 que contaban entre sus filas a los debutantes Derek Jeter, Mariano Rivera, Andy Pettite y Jorge Posada (Core Four), hubieran cambiado a dos de estos por, digamos Greg Maddux. madux¿Hubieran sido los Yankees de 1998 el equipo que fue sin dos de ellos? Imaginen que Greg Maddux se hubiera unido a las filas de los Yankees pero a coste de que Jorge Posada y Andy Pettite/Mariano Rivera se hubieran ido a los Bravos. Me cuesta imaginar a los Yankees haciendo la época que hicieron sin 2 de sus elementos fundamentales.

Creo que lo que Brian Cashman está buscando es crear una generación de jugadores que nos lleven a la gloria no solo por una serie mundial, sino que marquen época. Y por eso no me impacienta la idea de ir por un As para ganar una serie mundial si esto será a expensas de perder a un jugador tipo Andujar más otro prospecto de calidad (Sheffield, Frazier o Florial). Confío en que Cashman hará lo mejor, sea lo que sea el tipo sabe mucho más que cualquiera de nosotros así que no queda más que confiar y esperar a que estos Yankees regresen a ser los Yankees que todos queremos.

 

Anuncios

Los NY Yankees ¿con lo que tienen hasta el final?

Al parecer los Yankees no irán por ningún abridor o relevista o jugador. ¿Nos alcanza con lo que tenemos para llegar hasta el final?

Ayer estaba escuchando el podcast de mi amigo Alfre “La semana de los bombarderos” del blog Con las bases llenas, ahí el periodista y colaborador del podcast Octavio Sequera, comentaba que Brian Cashman ha decidido ir con el equipo que tiene hasta el final.

¿Qué queeeeeé? ¿Que Cashman no irá en busca de un abridor? ¿Se ha vuelto loco?

A ver, vámonos con calma. Para empezar no sabemos si está sea una estrategia del gerente general de los Yankees para sacarse de encima a la prensa y luego dar el golpe silencioso que nos traiga a un estelar. En segundo si es así ¡NO PASA NADA!

 

¿Y qué si los Yankees no suman a nadie a sus filas en este mercado de transferencia?¿Acaso no tenemos el mejor récord en todas las mayores así como estamos? bc.jpgLo cierto es que mucho hemos insistido acerca de la falta de picheo abridor en este equipo. Con las lesiones de Tanaka y Montgomery, Aaron Boone se vio en la necesidad de darle la bola a los novatos Domingo German y Jonathan Loaisiga -parece que ya se le quedó el apodo de Lasaña, que por cierto es pésimo- y estos no lo están haciendo nada mal. Sí lo se, su desempeño no es el que merece un equipo como el de Nueva York y que no nos podemos fiar de su inexperiencia a la hora de la postemporada, pero dejando fuera a Severino ¿en quién podemos confiar?

Insisto, aún así somos el mejor equipo de las mayores, sin que esto quiera decir que no necesitamos mejorar en ciertos aspectos. Definitivamente el picheo es el principal, pero ¿valdrá la pena acabar con la granja por cualquiera de los lanzadores que están disponibles en el mercado de transferencia? Yo creo que no.

Para empezar lo de DeGrom y Syndergaard  lo veo muy improbable -ojo que no dije imposible-. Para entender por qué los Mets no harían algo que ayudara a los Yankees aunque los beneficiaría enormemente, hay que ponerse en sus zapatos. Estos tipos han vivido con la constante del éxito de sus vecinos y prefieren que cualquier otro equipo gane antes que los del Bronx. Un claro ejemplo fue el año pasado, cuando los Yankees comenzaron a ganar y ganar y sus posibilidades de llegar a la Serie Mundial eran factibles, estos buscaron a los Mets para realizar un cambio por su primera base Lucas Duda -¿y ese w quién es?…..¡exacto!-. Y los Mets, pese a poderse haber visto muy beneficiados en ese cambio, y pese a que terminaran cuartos en el este de la Nacional con récord perdedor de 70-92, no lo hicieron. Ahora partiendo de esto, ¿usted cree que los Mets le darán a sus vecinos un arma o dos que puede darles un anillo de serie mundial, o menos, 5, -chiste para los mexicanos- aunque esto significara un excelente futuro para ellos? Yo lo dudo mucho, esa es la mentalidad perdedora de los Mets y no le podemos hacer nada.

degromthor.jpg

Ahora, ¿quién más queda que pueda hacer un verdadero impacto en los Yankees que valga la pena la fuga de talentos jóvenes? Tomando en cuenta que este lanzador tiene que estar militando en un equipo sin aspiraciones a postemporada las opciones son muy limitadas, si no es que nulas.

mbg.jpg
Bumgarner sería una excelente adquisición, experiencia en postemporada y sabe como ganar una Serie Mundial, pero no veo a los Gigantes soltando a su jugador franquicia y mucho menos teniendo aspiraciones de jugar postemporada.

 

Entonces ¿qué nos queda? pues queda conformarse con las sobras. Veteranos que cobran más de lo que rinden -cómo olvidar a Elsbury-, o pitchers buenos pero no estelares que nos costarían bastante en términos de prospectos; llámese Clint Frazier, Justus Sheffield, Estevan Florial, entre otros.

A final de cuentas hay que recordar quienes somos; somos esos de los 27 campeonatos de Serie Mundial, somos el equipo más ganador de las Mayores -por mucho-, somos un equipo con historia, ¡somos los Yankees de Nueva York CHINGAO! Y la mentalidad de este equipo es la de ganar, ganar aunque ya no sea a pesar de todo. Los Yankees no son los Astros ni los Cubs, quienes se bajaron los calzones por obtener esa pieza que les faltaba para obtener un campeonato -gracias por Gleyber Torres Lenin Flores-.

USATSI_8763153_168381444_lowres.jpg
¿A quién no le gustaría otra generación como esta?

Los Yankees no tienen esa necesidad y Brian Cashman lo sabe. Nuestro gerente general sabe que un campeonato no significa lo mismo que puede significar para los de Houston, Chicago o Cleveland o cualquier otro la verdad; para los Yankees es una rayita más al tigre. Lo que se está construyendo de algunos años a acá, es un equipo de esos que hacen historia, un equipo como aquel del 98, como aquel del Core Four, un equipo que trascienda como otros que le han precedido. Los Yankees se están armando para eso, y en la opinión muy particular de este fan, si para lograrlo tenemos que rifárnosla¹ con lo que tenemos ahorita, yo digo ¡ADELANTE!, haz lo que tengas que hacer Brian para volver a dominar el deporte como este equipo y su historia lo merecen.

1507089300_877669_1507089592_noticia_normal.jpg
Hoy toca confiar en ellos, confiar en que harán la chamba y nos llevarán tan lejos como les sea posible.

 

P.D. Si eres fanático de los Bombarderos del Bronx te invito a que visites el blog de mi amigo Alfre aquí ===> https://conlasbasesllenas.com/ donde encontraras artículos y podcast sobre el equipo de nuestro corazón.

 

 

(¹)Rifársela=jugársela=apostarle a algo=decir “ingiesú, fierro por la costera pariente”.

El desprotegido de las Mayores

La MLB aplica reglas para mejorar el espectáculo y proteger a los jugadores. Pero se está olvidando de proteger a la pieza central del juego.

No es ajena la discusión que se está dando últimamente tanto en programas televisivos como en las propias redes sobre la falta de picheo en nuestros Yankees de Nueva York. Pese a esto, las últimas salidas de nuestros abridores 2,3,4 y 5 -Tanaka, CC, Gray y Germán- han sido más que buenas. Sonny Gray nos a dado 2 excelentes aperturas, la anterior lanzando 8 entradas sin recibir carrera. CC tuvo un muy buen desempeño frente a Toronto, Tanaka tras recibir jonrón en su segundo picheo frente a los Mets, lanzó un juegazo enfrentando a DeGrom y ayer el novato Domingo Germán hizo lo propio frente a los vecinos de la gran manzana. Terminando el fin de semana me taparon de lo lindo la boca con respecto a lo que había escrito aquí ==>La piedra en el zapato de los Yankees

Desafortunadamente no todo fue color de rosa para los del Bronx. El japonés Masahiro Tanaka fue puesto en la lista de lesionados por 10 días a razón de que, mientras anotaba la carrera del empate en un pisa y corre, sufrió tirones leves en ambas piernas. Y es que se veía venir, si usted hubiera visto el juego y hubiera visto la cara de Tanaka cuando iba a mitad de tercera a home, hubiera notado que algo iba mal. Llevaba esa misma cara que puso mi compadre -aclarando que tengo 6 y no diré cual de todos pero le va a las Chivas- cuando a medio camino del trabajo a su casa o “home” le dio un torzón marca llorarás. Esa cara de desesperación que pones por llegar a “home” antes de que suceda una tragedia. Esa cara llevaba Tanaka, una cara de sufrimiento debida al convencimiento de que simplemente no llegarás a tiempo, él sabía que no llegaría a home, pero llegó y llegó safe, a diferencia de mi compadre que, a pesar de haber llegado a su “home”, no llegó muy safe que digamos, ya la paloma había volado.

¿Corriendo? Pero cómo, si los lanzadores de los Yankees no batean? se estará preguntando usted entre otras cosas como ¿fue tu compadre el colchonero? o ¿qué es un torzón? y ¿qué es eso de que “la paloma voló”?

201806081949713870168 (1)
Bueno, lo de torzón es aquel sentimiento en el estomago que te anuncia que lo que comiste está a punto de salir. Y lo de que la paloma voló va relacionado a esto último, creo que se auto-explica.

Volviendo a su pregunta de si Tanaka se lesionó corriendo, es correcto, corriendo las bases. Y es correcto, los lanzadores de los Yankees no batean, no comúnmente, y no lo deberían de hacer, pero como el partido era de visitante contra los Mets, hay que recordar que en la Liga Nacional siguen tercos en que el pitcher batee.

Muchos son los factores por los que el pitcher sigue bateando en el viejo circuito; siendo el béisbol uno de los deportes con más tradiciones hay algunos que apelan a esta para continuar sin DH o BD; otros dicen que les emociona ver batear a los lanzadores -¿neta? no mames, si batean basura. Un pitcher te conecta un hit casi cada 15-20 turnos- y hay otros que abogan por la estrategia que implica tener al lanzador bateando, los movimientos que se deben hacer y todo lo que se debe considerar para tomar una ventaja sobre el contrario. La opinión de este su servidor sobre todo esto, es igual a la que tengo sobre el contenido de los tweets del POTUS -ese tipejo anaranjado con pelos de elote que disque gobierna los USA- , son puras pendejadas¹.

¿Tradiciones? Si la MLB tiene años pegándole en la madre a las tradiciones, todo en “beneficio del espectáculo”. ¿Quiere ejemplos? ¿No? se aguanta, se los pongo, ¿qué le parecen los juegos interligas? o quitarle el poder de decisión al umpire -repeticiones- o quitarle la agresividad al juego. ¿Le sigo? ah pos ahora no, ya con esto es suficiente cómo para que no me salgan con la mamada³ de no poner BD en la liga nacional por simple “tradición”.

En mi encabronamiento² del viernes sobre la lesión de Tanaka, tuiteé lo siguiente:

Captura de pantalla 2018-06-10 a la(s) 15.54.17.png
Aprovechando la recta para invitarlos a que me sigan en Twitter

Después de esto me contesta un amigo el tweet con lo siguiente:

Captura de pantalla 2018-06-10 a la(s) 16.12.16
Aprovechando el tuit pa presumir que aparte de dominar pichando también macaneaba 😉. Aprovecharé también para contestarle y dar mi punto de vista sobre el asunto de que batee el pitcher.

Para empezar, lo anterior se realizaba en deporte amateur, donde la única inversión realizada sobre mi persona eran las cervezas posteriores al juego, un ocasional obsequio como un guante o unos ganchos -zapatos de béisbol- y los descuentos -que no llegaban ni al 10% luego de que inflaba sus precios como al 200%**- que me daba el dueño de la deportiva JASA Sports. Nada que ver con los 20 millones de dólares que los Yankees invierten en Tanaka para que lance, así es, LANCE, no batee. Ahora ¿qué pitchers valen la pena verlos batear? 1 o 2 si acaso -Otani y Bumgardner- y le doy el dato que el promedio de bateo de los pitcher en todas las mayores es de .080 y tantos. ¿Qué tiene de excitante eso o que le suma al espectáculo? Exacto, ¡NADA! Ni siquiera al gran Babe Ruth lo dejaron seguir lanzando.

Con lo de la estrategia ni me voy a meter, porque más que estrategia es una calamidad ver dónde acomodar a un bat más muerto que Han Solo -perdón por spoilearle el Episodio VII de Star Wars, pero si a estas alturas no lo ha visto, dudo mucho que sea fan-.

Lo serio del asunto es lo siguiente; ¿Cómo es posible que la MLB, esa misma que aboga por la protección de sus jugadores al eliminar los encontronazos en home y las barridas fuertes en las bases, continúe con la terquedad de dejar que los pitcher bateen? De las cuestiones anteriores la del pitcher es la de mayor riesgo, el catcher y el jugador de cuadro al menos estaban preparados para eso. Un pitcher de la liga americana nunca o casi nunca entrena para batear, tocar la bola y mucho menos correr las bases. ¿Y me dices MLB que todo esto es en beneficio del juego?

Tomemos la lesión de Tanaka. Mucho leí en redes sociales a gente diciendo que nunca se debió haber lesionado, que además de ser un pitcher de grandes ligas el tipo es un atleta, y que debe estar en condiciones de “correr”. A ver gente, vamos desempolvando las neuronas y pongámoslas a trabajar un poco. La lesión que sufrió Tanaka es algo común, inclusive en los futbolistas, quienes viven corriendo tras una pelota. Ahora un tipo cuya labor se centra en lanzar una pelota a home y tratar de que no lo conecten, sus ejercicios son específicamente para eso, y si bien es cierto, el fortalecimiento de las piernas es parte fundamental de un pitcher, la fuerza requerida para dar un sprint es muy diferente, y si los músculos no están acostumbrados a ello, tenderán a lesionarse. Otro ejemplo fue el del pitcher rival. Hace unos días DeGrom, otro de los mejores pitchers de las mayores, se lesionó el codo producto de un swing. ¿Y para qué? ¿para ser puesto out en el 95% de las veces? ¿Dígame si esto es rentable para un equipo que invierte millones de dólares en el desarrollo de sus estelares? ¿Ya cambia la cosa no?

La cuestión es que me parece sumamente arriesgado mandar al lanzador a batear, y si tanto insiste la MLB en hacer cosas por “el bien del espectáculo” pues que mejor espectáculo que sumar otro buen bateador al line up. La gente lo que quiere es ver “sangre” osea carreras, batazos, jugadas espectaculares. La gente no quiere ver a un pitcher hacer el ridículo en la caja de bateo. En lo personal, si yo fuera manager de los Yankees, les tuviera prohibido a todos mis pitchers en hacer siquiera un swing. No vale la pena.

(¹)Pendejadas=expresión utilizada para denostar una conducta. Dícese de aquella acción que te lleva a echar la mirada hacia arriba mientras exhalas con desaprobación e inmediatamente después te llevas las manos a la cara en resignación e incredibilidad.
(²)Encabronarse=emputarse=cuando te enojas demasiado pero un nivel más arriba
(³)Mamadas=lease la definición 1, es muy similar. No es lo mismo, pero es igual.
**No se crea lo anterior, JASA Sport es la mejor tienda para béisbol y sóftbol de mi bella Culiacán, y considero a su propietario un amigo. Espero que la mención amerite mínimo un tubo de ShoeGoo Chicachuy 😉

Un sueño que no me deja dormir.

Por: Gabriel Manuel Peña Ramírez

Hace varias noches atrás me encontraba en la cama, sin ningún ápice de sueño, se me hacía difícil encontrar la tranquilidad necesaria para cerrar los ojos y descansar. Una lluvia de ideas inundaba mi cabeza, todas sobre la necesidad que afrontan los Yankees de New York por encontrar a un As, quien junto a Luís Severino lideren la rotación de picheo. Con el avance de la temporada y las actuaciones de algunos equipos, los rumores sobre cambios se hacen más fuertes.

636431828741223120-LUIS-SEVERINO-10-10-17

El rendimiento en el terreno y todo lo que significan los Yankees desde el punto de vista mediático lo sitúan como uno de los conjuntos a realizar cambios de cara a la postemporada, ello implicaría deshacerse de algunos prospectos y quizás algún jugador medio de su roster. Durante mi desvelo aquella noche logré analizar algunos de los canjes más hablados.

Los vecinos de ciudad, Mets, se han mostrado interesados por escuchar propuestas por sus 2 mejores lanzadores Jacob DeGrom y Noah Syndergaard. A simple vista contar con algunos de estos dos monstruos  ilusiona a muchos, así lo muestran sus estadísticas.

índice

DeGrom durante este año lleva 13 aperturas, donde acumula 4 ganados y un juego perdido, su promedio de carreras limpias se encuentra en 1.57. El #48 de los Metropolitanos ha ponchado a 106 bateadores en tan solo 80 y 1/3 de entradas lanzadas. Mientras Thor volverá  a la lomita de los suspiros este domingo para enfrentar a la novena de los Yankees luego de estar varias semanas en la lista de los lesionados a causa de una tensión en el ligamento derecho del dedo índice. Antes de lesionarse había subido al montículo en 11 oportunidades, sumando a su historial las mismas victorias y derrotas que su compañero de equipo DeGrom (4-1), el promedio de carreras limpias es más elevado, pues se encuentra por  los 3.06. El melenudo lanzador en 64 y 2/3 de labor ha retirado a 76 rivales por la vía de los strikes, en su última apertura contra los Cerveceros trabajó durante 6 entradas permitiendo 3 carreras limpias y recetando 8 chocolates.

Hasta ahora todo pinta color de rosa, pero ¿Qué piden los Mets? Pues el canje implicaría a los Yankees desprenderse de alguno de sus prospectos top, dígase Miguel Andujar o Gleyber Torres, ambos han respondido con creces a las exigencias y expectativas del equipo, pero uno de ellos no se iría solo porque en la operación entrarían además peloteros jóvenes con grandes persperctivas como el outfielder Estevan Florial, el lanzador zurdo Justus Shlefiel o el diestro Chance Adams.

Si por un momento estuviera en la suela de los zapatos de Cashman mi oferta sería la siguiente, si realmente debería  entregar a uno de mis  jugadores de los 40 activos, le daría a Tyler Austin más podrían entran en la negociación Chance Adams y cualquier otro prospecto del sistema de granjas. El gran riesgo de este atrevido movimiento sería la característica que ha mostrado Greg Bird, pues ha tendido a lesionarse a menudo, lo cual debilitaría  la inicial, aún así se cuenta con Neil Walter quien puede fungir en esa posición, aunque sus números no son nada inspiradores. Austin le aportaría al equipo azul y naranja aires de juventud a una primera base custodiada por hombres de gran poder al bate.

Por otra parte, encontramos a un Austin Romine con los números idóneos para convertirse en una moneda de cambios, pues batea para 344, 22 hit en 634 21comparecencias oficiales al cajón de bateo. Adjudica también a sus estadísticas 19 carreras impulsadas y cuatro vuelacercas. Romine podría interesar a cualquier elenco  al cuál se le vea reacia desde este comienzo la postemporada, sumado a él algunos jóvenes talentos, podría hacer llegar al Yankee Stadium un abridor con buen desempeño. El conflicto de hacer esta transacción sería que el equipo se quedaría con tan solo un receptor (Gary Sánchez) quien se ha mostrado algo inestable madero en mano, además de sus conocidos problemas a la defensa.

 

El verdadero problema de los Yankees esta temporada

Falta mucho para el fin de la temporada, pero los Yankees ya están enfrentando el mayor de sus obstáculos.

Después de un inicio de temporada turbio a decir de los “fanáticos”, los Yankees tuvieron el mejor mes de mayo en todas las mayores. Vamos iniciando junio y ya estamos en la pelea por el este de la Americana.

El primer gran problema fueron las lesiones. Aún antes del inicio de temporada ya habíamos perdido a Ellsbury y a Bird. Continúo este problema y se llevó al RedThunder, Brandon Drury y luego a Mongomery (toda la temporada), Kahnle y a Warren. Pese a esto, los Yankees han sabido navegar la tempestad y mantener el ritmo ganador.

Greg_Bird_in_2017_(36198285674).jpg

Luego está el problema  de los “slumps”. Stanton inició con 2 cuadrangulares pero se apagó, recibiendo dosis tras dosis de chocolates que al pobre casi le da diabetes.stanton.jpg Didi luego de tener un primer mes de leyenda, cayó en un slump que no le daba a la bola ni con guitarrón. Gardy no escapó a estos bajones, en un inicio ya se estaba hablando de subir a Clint Frazier, cosa que hubiera sucedido de no haberse lesionado, y luego está El Gary. Sánchez esta pasando por un periodo de escasez con el madero que su promedio se encuentra abajo de los .200 y si a esto le suma su mala actuación tras el plato y los buenos resultados de Romine, los angryfans ya están pidiendo su cabeza. Pero pese a todos estos slumps de jugadores clave para el equipo, la parte baja del line up y el bateo oportuno se han combinado para ganar partidos. Y no solo ganar juegos, sino que los Yankees se encuentran primeros en jonrones, carreras anotadas y carreras producidas; nada mal para los baches que han tenido los Bombarderos del Bronx.

Luego está un problemón, uno más grave que los dos anteriores; el picheo. Lo exponía anteriormente aquí ==> La piedra en el zapato de los Yankees, los Yankees están adoleciendo en extremo en el tema del picheo. Sacando a Severino de la ecuación, el picheo yankee ha estado inconstante, impredecible y en ocasiones de lástima. Con Tanaka lanzando al 2×1 -dos juegos malos por uno bueno-, Gray siendo un picher inseguro de si mismo, a CC notándosele los años y pues a Germán no lo ha bendecido la suerte, los abridores no han estado a la altura de un equipo contendiente a Serie Mundial -repito, dejando a Luis Severino fuera de está ecuación-. Pese a estos problemas en el picheo abridor, el relevo ha sabido mantener los partidos a distancias alcanzables, y si a esto le suma la manera de los Yankees de despedazar a los bullpens contrarios, todo se ha dado para que el problemón no baste para quitarnos victorias.

Bueno cabrón, entonces ¿cuál es el “verdadero problema” de los Yankees? me estará gritando desesperado usted.

Ok, se lo digo a continuación; el verdadero problema de los Yankees son los Medias Rojas de Boston -ahí ta Carlitos, ya no les dije Medias Rotas, ni RedSucks, ni nada parecido-. Así es señores, pese a la gran temporada que pintan tener nuestros Yankees, pese a ir encaminados a ganar más de 100 partidos, pese a que seguramente tendremos uno de los mejores récords en ganados y perdidos está temporada, las cosas se pueden complicar en el ocaso de esta.

Boston está jugando muy buena pelota, y los últimos meses, si no sucede alguna calamidad a cualquiera de estos dos equipos, serán súper entretenidos. La carrera por hacerse del banderín del este de la americana será súper ajustada y aunque estoy seguro que ambos estarán en post temporada, el premio de consolación por quedar en segundo lugar, sin importar el récord que se obtenga, no es nada envidiable.

Y no quiero que me malinterprete, realmente creo que los Yankees se alzarán con el mejor récord de las Grandes Ligas, especialmente si se llega a un acuerdo con algún equipo por un As que acompañe a Severino, pero esto es béisbol y todo puede pasar. El equipo que quede en segundo lugar del este de la americana se tendrá que enfrentar a un sólo partido al otro comodín, y no importa quien sea este y tampoco importa que su récord en ganados y perdidos sea muy inferior, a un partido muchas cosas pueden salir mal y muchas bien para el equipo contrario. Una mala salida de tu abridor contra una excelente del contrario; un error a la hora clave; un palo de esos improbables, una mala decisión del ampayer… creo que me di a entender. La cosa es que los Yankees le pueden ganar una serie a cualquiera de los demás equipos de las mayores, lo han demostrado, pero un partido también lo pueden perder contra cualquiera, lo que pudiera significar hacer maletas e irse de vacaciones muy temprano en la post temporada.

Por eso señoras y señores, el verdadero problema de nuestros Yankees de Nueva York, no son las lesiones, ni los slumps, ni la inconsistencia del picheo; el verdadero problema de nuestros Bombarderos es nuestro archienemigo, ese al que odiamos con todas las fuerzas y queremos que pierdan hasta los volados, el verdadero problema de los del Bronx se llama REDSUCKS.

fenway
Ponemos esta imagen de Fenway volteada para ver si hacemos que se caigan los canijos

 

P.D. A medida que estoy escribiendo este artículo, Sonny Gray está lanzando un extraordinario partido en Toronto. Luego del juegazo que tiró contra Baltimore, si continua igual hoy, definitivamente lo sacaré del baúl de los apestados. Lo siento Jacoby, te quedarás solito ahí.

De Sabana de la Mar al Yankee Stadium

Luis Severino se ha convertido en el As de los Yankees, pero ¿bastará con este dominicano para llevarnos a la Serie Mundial?

Buen día mis estimados 5 lectores, el día de hoy estamos dando un pasito más adelante para traerles más y mejor información de nuestros queridos Yankees. Hoy se incorpora al equipo desde la hermosa Cuba, mi amigo Gabriel Manuel Peña Ramírez, quien nos traerá una manera diferente a la de un servidor de ver y comentar el juego. Trátenlo bien que nos trae info muy buena de los Bombarderos.

 

Por: Gabriel Manuel Peña Ramírez

Unos años atrás pocos imaginaron a Luís Severino jugando al béisbol profesional, mucho menos verlo en las Grandes Ligas (MLB). Apenas el tiempo le alcanzaba para la práctica del deporte, pues lo debía emplear en producir  la tierra para de esta manera ayudar al sostén económico de su familia.

Su talento, sacrificio, confianza, mentalidad y disciplina lo llevaron a  enrolarse en las sucursales de los Yankees de New York para posteriormente debutar en el 2015 en la MLB haciendo realidad su sueño de niño.

Las actuaciones dejadas en la temporada pasada, donde el equipo neoyorquino se quedó a una victoria de disputar la Serie Mundial, lo convirtieron en el As de la rotación de pitcheo para esta campaña. Una responsabilidad que muchos no han logrado sobrellevar, pero esto no ha sido un obstáculo para el dominicano, quien se enfoca en su crecimiento constante como pelotero.

Con el primer tercio ya cumplido Severino cuenta con unos números como para incluirse en el venidero All-Star. En 12 salidas acumula ya un total de 78 innings lanzados a un promedio de siete y dos tercios por apertura, donde ha retirado a 92 bateadores por la vía de los strikes, mientras los rivales solo le batean para 196 (AVG).

Hasta el momento, se ubica segundo en la tabla general de ganados con 8 puntos superado solamente por Marx Scherzer quien suma 9 victorias. El #40 de los Mulos del Bronx en 4 años estando en el Big Show ha ponchado a 444 bateadores, gracias en gran medida a su supersónica recta que en este año llegó a 101.2 mph, siendo el envío más rápido para un lanzador abridor en lo que va de contienda.

Un dominio completo sobre los bateadores rivales llena de brillo los ojos de todo fanático de los Yankees y a cualquier amante del béisbol en general. Muestra de ello es su promedio de carreras limpias (PCL) al mediar para un 2.31, lo que lo ubica en el Top 10 la MLB.

636431828741223120-LUIS-SEVERINO-10-10-17

Aún con estos números, Severino necesita perfeccionar su cambio de velocidad, además de ganar en experiencia en el uso de sus lanzamientos porque por momentos abusa del poder de su recta, conllevando a que le bateen en situaciones donde él tenía el control. A día de hoy se irgue como el brazo de hierro, pero, necesita del respaldo de hombres como Tanaka, Sabathia, Robertson, Green, Betances o Chapman. Por otra parte, la lesión de Montgomerry, la juventud e inexperiencia de Domingo Germán y la inestabilidad de Sonny Gray propician la idea de incorporar a otro abridor para continuar con las aspiraciones a llevarse la Serie Mundial por 28va ocasión.

 

P.D. ¿Qué les dije? El chavalo escribe bien, esperen pronto más artículos de este tipo con tinta cubana. Dejen sus comentarios sobre su opinión al respecto.

 

*Las imágenes no son propiedad de este blog.

La piedra en el zapato de los Yankees

Los bombarderos tuvieron el mejor mes de mayo en todas las mayores, pero hay algo que les molesta cual alhuate en el ojo

Estamos iniciando junio y nuestros Yankees están jugando pelota de .673, siendo el segundo mejor equipo de todas las grandes ligas y podría ser probable que para el 10 de junio seamos el primero. Arrancamos el mes enfrentando a los sotaneros de los Orioles, luego tenemos una doble cartelera contra los Tigres de Detroit, que si bien están ubicados en segundo lugar de su división, lo hacen con un récord perdedor. Le siguen los Azulejos también con récord negativo y terminamos con los vecinos de la gran manzana, quienes tienen lesionados a sus dos Ases Thor, del dedo indice y DeGroom lesionado haciendo swing -ah pero no quieren homologar el DH-. Diez partidos fuera de casa de los cuales los bombarderos deben regresar al Yankee Stadium con al menos 7 de ellos.

Pero pese a la gran actuación que están teniendo los del Bronx, y pese a que no tengo duda alguna de que estaremos apoyando al equipo en play off, no deja de haber cuestionamientos sobre el desempeño que podría tener el equipo debido a la dolencia en el aspecto más importante del juego, el picheo.

Para arrancar dejaré fuera de esto a Luis Severino, ¿por qué? pues porque el dominicano está tirando lumbre al plato y es quien está cumpliendo las labores de As del equipo. Pensándolo bien dejaré fuera también al bullpen. Si bien han tenido algunos tropiezos o altibajos, su labor ha sido más que aceptable en estos dos meses de temporada. Esto quiere decir que sólo  me concentraré en Tanaka, CC, Sonny y Domingo Germán.

Su actuación en esta temporada podemos decir que ha sido de inconstante a horrorosa, y debido a que desde la adquisición de Giancarlo Stanton y la inversión que viene con su contrato, ya no podemos decir que este equipo es uno en construcción, estos Yankees están para competir por la Serie Mundial, lo que la inconsistencia del picheo nos acarrea un serio problema. Como lo comentaba aquí ==>Los NY Yankees y la situación del Pepinillo, para aspirar a jugar la Serie Mundial, los Yankees tendrán que hacerse de los servicios de otro As cuando menos y a como están pichando los 4 abridores antes mencionados, necesitaremos un No. 2 o 3 como mínimo. Y es que nuestro cuerpo de picheo se compone de un número uno (Severino), un número 3 (Tanaka) y 3 números 5, y así no se llega a la serie mundial.

starting-pitchers

De los 4 pitchers de los Yankees Tanaka es quien ha tenido una actuación “aceptable”. Nos ha dado unas cátedras de picheo -cuando su split está al 100 es intocable-, pero de cada una de estas nos da dos salidas horrorosas. CC empezó muy bien, colocando sus picheos, no dependiendo tanto de su recta – ya inexistente casi- sino de la colocación y combinación de sus pichadas, pero desafortunadamente eso no alcanza para ganarle a un equipo como los MediasRotas o los Stros -no, no es error de dedo, por alguna razón mi compa Brucie (Nick Turturro) así los llama y me gustó-. Sonny Gray, aun cuando tuvo una excelente salida hace poco y pensé en sacarlo del baúl de los apestados, volvió a las andadas, y si hoy no hace una buena actuación contra los Orioles, creo que su cambio debe ser inminente. Germán es joven, lanzó un juegazo en su primer apertura pero no le ha ido muy bien en sus otras dos. A él no lo puedo culpar tanto, siendo el quinto abridor está haciendo lo que se puede esperar de un quinto y joven abridor.

Si estos siguen como han estado, los Yankees se verán en la necesidad de buscar cambios con otros equipos no-contendientes por picheo, lo que quiere decir que tendremos que dejar ir prospectos, y muchos. Creo que esta temporada la adquisición de al menos un buen lanzador es inevitable, por lo que los candidatos a irse son Justus Sheffield, Clint Frazier, Brandon Drury y/o Tyler Austin. Ojala pudiéramos deshacernos de Sonny Gray -le acaban de dar palo ahorita en el juego vs Orioles- y ya se que es mucho pedir, pero si alguien se lleva a Lesiones Ellsbury me harían muy feliz.

1200px-Cole_Hamels_2017.jpg
Cole Hamels es uno de los más sonados a vestirse de Pinstripes

En el béisbol no se llega muy lejos a puro batazo. Si bien esto junto a los relevistas nos ha salvado en algunos partidos, no podemos atenernos a eso en una serie de post temporada.  La cosa es que si los Yankees aspiran a jugar la Serie Mundial -y soy de la seria convicción de que el campeón saldrá de la Liga Americana-, nos va a costar, y mucho. Pero pos para que son los recursos sino para usarlos ¿verdad? Así que hay que esperar que Brian Cashman haga su magia y nos traiga mínimo dos abridores que nos garanticen un buen agarre contra el picheo de los Stros y de los MediasRotas.