¿Fue acertada la decisión de los Yankees de cambiar prospecto por veterano?

Experiencia por juventud, ¿cuál será el resultado final de este cambio?

Hace apenas unos días Brian Cashman nos confirmó lo que muchos sabemos; el tipo no descansa. De la noche a la mañana y sin previo aviso nos salió con la noticia de que dejaba ir al prospecto número uno de la organización mas otros 2 a Seattle a cambio del pitcher zurdo de 30 años James “Big Maple” Paxton.

Justus Sheffield, joven lanzador zurdo de 22 años, llegó a la organización de los Yankees (junto a Clint Frazier y otros dos) en un cambio por Andrew Miller quien fue a aterrizar a los Indios, un cambio ganar-ganar si me preguntan a mí. Sheffield inmediatamente se convirtió en la joya de la granja, el prospecto a seguir y de quien se esperaba mucho. Gracias a su carisma y sus “herramientas” en la lomita, rápidamente se ganó el cariño de la afición y las expectativas comenzaron crecer exponencialmente. Su cercanía con el veterano CC Sabathia lo ponían como su sucesor, Sheffield estaba destinado a ser el próximo caballito de batalla de los del Bronx por muchos años. Pero al final no terminó de convencer a la directiva Yankee.

Captura de pantalla 2018-11-29 a la(s) 12.52.20

Al parecer su control (o descontrol) fue la pieza fundamental para que el oriundo de  Tennessee no fuera elegido para abrir partidos en la gran carpa pese a los problemas que tuvieron los bombarderos en el departamento de pitcheo abridor. Según los reportes de los scouts, Sheffield atacaba de una manera demasiado agresiva a los bateadores, para él el ponche era la prioridad lo que ocasionaba que hiciera demasiados lanzamientos muy temprano en el juego. Es un detalle que se puede solucionar pero siendo este departamento el talón de Aquiles de los Yankees estos no dudaron en jalar el gatillo cuando surgió la oportunidad de adquirir a un lanzador bastante solido  y con 6 campañas exitosas.

La ventaja: que pone Justus sobre la mesa es su juventud, varios años de control (en cuanto a contrato no su control al pitchar) y su proyección. La desventaja: los yankees ya no son un equipo en recontrucción, los del Bronx ocupan dar resultados el próximo 2019 y no están para experimentar un un lanzador joven que batalla para sacar outs.

Captura de pantalla 2018-11-29 a la(s) 12.51.01
En la granja ya lo están extrañando

James “Big Maple” Paxton llega a Nueva York con 6 temporadas en la gran carpa y en las últimas dos con más de 10 juegos ganados. La pasada temporada con los Marineros tuvo récord de 11-6 con 3.76 de efectividad, 208 ponches y 1.098 de WHIP (bases-hits por entrada lanzada). Pitcher con experiencia que, a como están las cosas ahorita, ocupará el número dos en la rotación de los Yankees.

El lado oscuro de Paxton es que tiende a lesionarse, aunque si lo vemos por el lado amable, no ha recaído en ninguna de ellas y 2 han sido por cuestiones fuera del ámbito del lanzador (un pelotazo y una lesión de dedo). Si el “Big Maple” logra mantenerse sano, su aportación al equipo será significativa.

La ventaja: Paxton es un lanzador zurdo de poder, de ponches y con las herramientas para eliminar la ventaja del “short porch” del Yankee Stadium a los bateadores zurdos. Ha estado utilizando más el cuter y esto puede terminar en más rodados. Su experiencia lo pone como candidato a ganar 15 juegos y, de mantenerse sano, tirar al menos 150 entradas. La desventaja: Su tendencia a lesionarse, los Yankees ya han tenido bastante mala suerte en este aspecto. Primer temporada en Yankee Stadium; el estadio siempre pone su cuota de presión en los jugadores, aunque después de ver su reacción cuando un águila aterrizó en su espalda, dudo mucho que la afición del Bronx le afecte.

Me hubiera gustado ver cómo hubiera reaccionado el Pepinillo

 

Entonces ¿Fue errada la decisión de los Yankees en dejar ir su prospecto número 1 por el veterano de 30 años?

Creo que los Yankees vieron la oportunidad en Paxton para afianzarse como serios contendientes al banderín de la Liga Americana y la tomaron. Los Yankees son un equipo de presente, cuentan con la ofensiva necesaria para ganar y no estuvieron dispuestos a jugarse un volado con Justus Sheffield, en otras palabras, apostaron al hoy en vez de al mañana. ¿Errados? en mi opinión no, pero sólo el futuro nos dirá si fue así.

Anuncios

Autor: De Madrid a Nueva York

Apasionado del buen béisbol y del buen fútbol. Fan de los Yankees, del Real Madrid y de los mundos de Westeros y esa galaxia muy muy lejana. Esposo y padre de 2 maravillosas y hermosas niñas (que afortunadamente sacaron a su madre)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s