#APorLa13

Hoy no toca hablar de cómo puede salir a jugar el Madrid mañana o cómo puede salir a jugar el Liverpool. Hoy no toca alegar quien es el favorito a ganar la Champions ni quien gana más y quien pierde menos. Hoy no toca discutir a la BBC o al dinamismo de Lucas V y Marco Asensio. Hoy no toca escribir con la razón, no toca razonar lo irrazonable. Hoy toca traer la emoción a flor de piel y escribir con el corazón.

Anoche las últimas palabras de mi hija de 7 años antes de dormir fueron (emocionada) “Papá, el sábado juega el Madrid la final de la Champions” y lo primero que hizo cuando abrió los ojos por la mañana fue cantar…”Historia que tu hiciste, historia por hacer, porque nadie resiste tus ganas de vencer…” claro que por supuesto que la acompañe cantando el himno hasta que lo terminamos con los brazos al aire a cada grito de MADRID, MADRID, MADRID, HALA MADRID Y NADA MÁS, Y NADA MÁS, HALA MADRID.

La emoción está ahí, el ansía está ahí, ese sentimiento de orgullo también está ahí. Como papá me da un enorme gusto ver como mi hija me sigue el rollo, al menos en este sentido. Me da mucho gusto ver cómo siente al equipo, cómo le interesa qué pasa con él, cómo se alegra cuando gana y cómo se enoja cuando pierde -aunque sea por 5 minutos y luego se le olvide-.

No importa que no vea ni 2 minutos de partido y no importa que sólo pueda nombrar a Cristiano como jugador del Madrid. Pero importa mucho que entienda por qué me gusta ver todos los partidos, importa mucho que me pida que le avise cuando marquen gol para venir a celebrarlo conmigo con un “Síííííííííííííííí” -no es “Siuuuuuh”como la mayoría pensábamos, recientemente Cristiano dijo en una entrevista que es un largo SÍ-, importa mucho que quiera dormir con pijama del Madrid  e importa más que cuando se pone el jersey del Madrid lo vista con orgullo.

Hoy por la mañana mi hija ha echado gasolina a esa llama de Madridismo que se encuentra siempre presente en su servidor, hoy por la mañana ha logrado aumentar las ganas de ver una vez más al Madrid en otra final de Champions, hoy por la mañana mi hija ha logrado que el ansia este a tope, el ansia de oír el himno de la Champions mientras vemos como el 11 de nuestro equipo ya está en el campo. Hoy por la mañana mi hija ha logrado que los nervios estén a flor de piel.

Sé que al paso de los años su interés por seguir las locuras de su papá irán disminuyendo, sé que su interés por el Madrid puede disminuir así como también puede aumentar, pero al menos hoy puedo decir que se siente muy bonito tener una pequeña en casa que, aunque sea por seguirle el rollo a su papá, se emocione al grito de ¡HALA MADRID!

PD este no lo iba a publicar

Autor: De Madrid a Nueva York

Apasionado del buen béisbol y del buen fútbol. Fan de los Yankees, del Madrid (si del Real) y del mundo de Hielo y Fuego. Esposo y padre de 2 maravillosas niñas (que sacaron a su madre)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s